miércoles, 8 de junio de 2011

Reunión ministerial de Rusia y Ucrania en Odessa

La integración en el espacio postsoviético no es un escollo para el acercamiento de los países de la CEI a las estructuras europeas, afirmaba este sábado el titular de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, en Odessa. Allí se celebró la quinta reunión del subcomité de cooperación internacional de la Comisión Intergubernamental de Rusia y Ucrania.

Odessa acogió al ministro de manera original: tres jovencitas, luciendo trajes nacionales, le ofrecieron junto la escalerilla del avión ministerial pan y sal, y en la ciudad, casi al atardecer, se cortó la electricidad, por lo que los titulares de Exteriores de Rusia y Ucrania cenaron con la luz de las velas. Pero, ello no impidió a los diplomáticos mantener el tono amistoso en el diálogo. “Nuestro foro se celebra en condiciones favorables para las relaciones ruso-ucranianas, declaró Serguei Lavrov al abrir la reunión. “La labor desplegada durante el año en el mejoramiento de las relaciones ha sido exitosa y fructífera”, subrayó su colega Constantin Grishenko.

Incluso un asunto tan contradictorio, desde el punto de vista de Kiev, como el ingreso de Ucrania en la Unión Aduanera de Rusia, Bielorrusia y de Kazajstán pareció no haber estropeado la atmósfera común, confirmó Lavrov.

-Resultan artificiales los intentos de presentan las cosas como si Ucrania o Rusia necesitarían optar entre las relaciones con la UE u otras asociaciones promisorias. En los hechos se trata de dos ejes de nuestra política exterior que se complementan, indicaba el titular Lavrov, para subrayar que, la asociación estratégica de Rusia y Ucrania es un factor de los mas importantes de la seguridad y estabilidad europea.

Un poco antes, las razones del no ingreso en la Unión Aduanera fue explicada por el titular de Exteriores de Ucrania, Constantin Grishenko: el estrechamiento, y mas aun, el ingreso en la UE, supone el cumplimiento por el país de todas las normas de la Organización Mundial de Comercio. Mientras que, en la Alianza Aduanera, las normas son otras. Sin embargo, el secretario de la Alianza Aduanera, Serguei Glaziev, discrepa categóricamente de Grishenko. Las reglas que rigen la Alianza Aduanera se ajustan plenamente a las normas de la OMC. De suerte que Ucrania puede ser miembro de esta última y de la Alianza aduanera formada por Rusia, Bielorrusia y Kazajstán.

Un poco menos discusiones suscita el problema de la delimitación del espacio naval en el Mar de Azov, y el estrecho de Kerch. En esto se perfila ya un progreso cualitativo, subrayaron los ministros. El principio fundamental será la decisión de que estas serán las aguas internas de Rusia y de Ucrania, en las que, sin el acuerdo de los dos Estados no podrán encontrarse buques de guerra de terceros países. Constantin Grishenko señalaba que, de convenirse estos asuntos, en la segunda mitad de 2011 podría comenzarse ya la demarcación.

En general, en las relaciones entre Moscú y Kiev persisten aún ciertas desinteligencias, no obstante que la presente reunión fue definida por el titular ruso de exteriores de ejemplo digno de imitar en el plano de la franqueza. Por lo menos en un asunto, los titulares Lavrov y Grishenko lograron un acuerdo pleno. Siendo observadores en la solución del conflicto entre Moldavia y Cisdnestría, ambos ministros subrayaron que están dispuesto a retornar al diálogo político. Y se proponen hacerlo ya muy pronto, el 21 de junio en Moscú, hasta donde viajarán para conversaciones con Serguei Lavrov y Constantin Grishenko los representantes de Kishivyov y de Tiraspol.