miércoles, 8 de junio de 2011

Intenta fumar en la Jefatura tras discutir por lo mismo en un café

Un hombre protagonizó una discusión en un bar al negarse a salir para fumar un cigarro, por lo que fue detenido por la Policía Local.

La situación se complicó todavía más al llegar a las instalaciones de la Jefatura, donde el arrestado intentó en varias ocasiones encender un cigarro, algo que le impidió un agente que finalmente recibió un golpe por parte del detenido. Además, el empedernido fumador se negó en un primer momento a identificarse, enseñando una fotocopia de un documento rumano que no era suyo, diciendo después que era ucraniano y su nombre, pero sin presentar ningún carné ni papel identificativo.
La rocambolesca historia comenzó a la una de la madrugada de ayer en una cafetería de la calle Luis Taboada, donde acudió la Policía Local requerida por el dueño que explicó a los agentes que un cliente, que en aquellos momentos estaba fuera del establecimiento pero en las proximidades del lugar, le había insultado y amenazado cuando él le había invitado a que fumase en el exterior del local al no estar permitido hacerlo dentro según la legislación vigente antitabaco; por lo que quería denunciarlo.
Los agentes se acercaron al individuo que había causado problemas y le pidieron la documentación, momento en el que el hombre sacó una fotocopia de una carta de identidad rumana que según pudieron comprobar los policías locales no le pertenecía.
Al pedirle que se identificase de alguna manera, el hombre les dijo que tenía los papeles en Italia y, de forma verbal, dio su nombre, que responde a las iniciales W.I., añadiendo que había nacido en Ucrania y que tenía 49 años de edad.
Ante esta situación, los efectivos lo trasladaron a dependencias policiales para poder identificarlo correctamente. Cuando se estaban realizando las gestiones, el individuo intentó fumar en el lugar, si bien el agente que lo custodiaba le dijo varias veces que no podía hacerlo y que tenía que guardar el cigarro.
En un momento dado y aprovechando un despiste, el hombre intentó agredir al policía y, según explican las fuerzas de seguridad, no lo consiguió porque el agente logró esquivar el golpe.