viernes, 2 de septiembre de 2011

Kiev confía en resolver el conflicto de gas con Rusia sin apelar a tribunales

Las autoridades ucranianas no pierden la esperanza de corregir por vía negociada el precio de gas establecido en los convenios firmados con Rusia, declaró hoy a los periodistas el primer ministro de Ucrania, Mikola Azarov.

“Nos orientamos a sostener negociaciones con Rusia (...). Soy partidario de un proceso negociador normal, basado en la igualdad de derechos y el respeto mutuo. Espero que la parte rusa preste oído a nuestros argumentos, que son bastante serios”, dijo.

El primer ministro ucraniano señaló al mismo tiempo que no vale la pena hiperbolizar este tema, porque todo conflicto que surge en relaciones bilaterales puede afectar su desarrollo.

Según Azarov, el precio demasiado alto que Ucrania paga por el gas y los grandes volúmenes de su consumo impactan negativamente en el balance de pagos del país. Para liquidar ese desequilibrio, hace falta acordar con Rusia la revisión de los contratos de gas y elaborar un programa de disminución del consumo de ese hidrocarburo y de sustitución del gas importado por el patrio, detalló.

“Ucrania plantea la ambiciosa tarea de disminuir en tres veces las importaciones de gas ruso en los próximos años”, añadió.

Kiev insiste en corregir la fórmula de cálculo del precio del gas establecida en el respectivo convenio a largo plazo, considerándola injusta. Anteriormente, al comentar este problema al semanario Korrespondent, Azarov dijo que el Gobierno de Ucrania está dispuesto a apelar a tribunales para rescindir los contratos de gas concertados con Rusia.