viernes, 2 de septiembre de 2011

El principal sospechoso en el asesinato de un periodista dice que un ex presidente ordenó el crimen en Ucrania

El principal sospechoso en el caso del asesinato del periodista ucraniano Georgi Gongadze ha confesado ser el autor material del crimen pero ha afirmado que la orden para cometerlo vino del ex presidente ucraniano Leonid Kuchma.

Al comparecer este martes en el tribunal donde se celebra el juicio a puerta cerrada, Olexi Pukach aseguró que mató al periodista en el año 2000 siguiendo las órdenes de Kuchma, según ha dicho una persona que estaba presente en la sala.

"Dijo claramente: 'Fue Kuchma'", ha declarado el testigo, Olexi Podolski, a la agencia de noticias rusa RIA Novosti. Pukach, que fue general en el Ministerio del Interior, fue detenido en 2009, después de estar huido durante seis años. Según los fiscales ucranianos, confesó haber estrangulado y decapitado a Gongadze.

El periodista asesinado, que criticaba abiertamente al entonces presidente, fue secuestrado, y su cadáver decapitado fue encontrado en un bosque unos meses más tarde, en septiembre de 2000. El crimen conmocionó al país entero y desencadenó manifestaciones multitudinarias.

Tres policias ingresaron en prisión en 2008 por su implicación en el asesinato. Pukach, que cuando Gongadze murió dirigía el departamento de vigilancia del Ministerio del Interior, ha señalado que Kuchma coludió con el actual presidente del Parlamento, Volodimir Litvin, y con el ex ministro del Interior Yuri Kravchenko, ya fallecido. Los fiscales indicaron el año pasado que Kravchenko "instigó y ordenó" el asesinato.

En el marco de otra investigación, Kuchma fue acusado de abuso de poder el pasado mes de marzo en relación con el asesinato. Poco después salieron a la luz unas grabaciones de audio secretas en las que se oye al ex presidente hablar con Kravchenko de cómo librarse del periodista. Kravchenko fue hallado muerto en 2005 y se dijo que se había suicidado.

Valentina Telichenko, abogada de la viuda de Gongadze, Miroslava, ha afirmado que Pukach ha dicho que había "salvado Ucrania" al impedir que Gongadze llevase a cabo un golpe de Estado que, al parecer, había estado planeando junto a otros dos periodistas.