miércoles, 21 de marzo de 2012

«'Turandot' es un cuento de hadas chino»

Separados por su idioma pero unidos por la música. Esta es una de las grandezas de utilizar el canto como medio de llegar al público. Él, Ernesto Grisales, colombiano; ella, Natalia Naroshna, ucraniana. Ambos forman parte del Teatro de la Ópera Nacional de Donetsk (Ucrania) que esta noche pondrá en escena en Riojafórum la ópera 'Turandot' de G. Puccini.
Ernesto es un viejo conocido del público riojano pues entre los premios obtenidos se encuentra el Primer Premio en el Concurso de Canto Ciudad de Logroño en el año 1992, un premio que según él le abrió muchas puertas y le lanzó a iniciar su carrera internacional, que ahora le trae de nuevo a Logroño, «una ciudad que me ha sorprendido por todo lo que ha cambiado en estos últimos veinte años».
Grisales da vida a Calaf, pretendiente de la princesa Turandot, papel que interpreta Elena Skorzoba, una reconocida soprano procedente de Ucrania. Por su parte, el tenor colombiano ha cantado con las Turandot más importantes y grandes divas como Maria Guleghina, Giovanna Casolla o Ghena Dimitrova, conocida como 'La Voz'. Grisales se siente por tanto cómodo en el papel que conoce al a perfección, aunque fue hace una semana en Vigo cuando se unió al elenco, por lo que la cita de Logroño es doblemente especial para él.
Natalia Naroshna da vida a la esclava Liu, quien por su parte siente un profundo amor por Calaf. Natalia lleva representando el papel desde mayo del año pasado cuando comenzó la gira que hoy les trae a La Rioja.
«Un papel comprometido»
Ernesto Grisales explica que dar vida a Calaf es un «papel comprometido porque es un tenor heroico y hay que tener muy buenos agudos». «Además -añade- tiene un par de arias que han sobrepasado el mundo de la ópera para llegar al gran público, entre ellas 'Nessum Dorma'».
Natalia Naroshna da vida a Liu desde que comenzó la gira hace casi ya un año. Para ella, 'Turandot' «es como un cuento de hadas chino, que eleva el espíritu; la gente sale feliz y es para todos los públicos».
Una ópera popular
'Turandot' es una ópera que gozó de una gran aceptación desde su estreno en 1926, dos años después de la muerte del compositor en Bruselas. La evolución de las anteriores obras de Puccini culminó en una ópera de gran belleza hasta el punto que algunos fragmentos han sobrepasado el mundo de la ópera y se han popularizado entre el gran público gracias a Los Tres Tenores o a Amenábar, que la incluyó en una de sus películas.
La obra se estrenó en la Scala de Milán el 25 de abril de 1926 con la particular anécdota de que el propio director, Arturo Toscanini, en la escena de la muerte de Liu, se dirigió al público diciéndole: «Aquí se acaba la ópera del maestro; es en esta página cuando murió». Curiosamente esa es la realidad, que Puccini la dejó inconclusa y el resto de la ópera fue compuesta a partir de bocetos por Franco Alfano, discípulo del compositor italiano, y que respetó las ideas de Puccini.
'Turandot' se desarrolla en Pekín, en la China Imperial. Allí reina el terror porque Turandot, la hija del emperador ha decidido que sólo se casará con aquel Príncipe que consiga resolver los tres enigmas que ella le proponga; en caso contrario, la pena para el pretendiente es la muerte y ya son varios los jóvenes que han dejado la vida a pies de la Princesa. Calaf se queda prendado de Turandot y se someterá a las pruebas de la Princesa, pero el final no es el esperado ni por Calaf ni por el público