martes, 31 de mayo de 2011

Estudio concluye que Pakistán es el país más estricto y Ucrania, el más libera

El país más estricto parece ser Pakistán y el más liberal en el continente americano sería Brasil, seguido de Venezuela. México es un poquito más estricto que liberal. Esas son algunas de las conclusiones de un estudio realizado a casi 7.000 personas en 33 naciones para determinar el nivel de rigidez o flexibilidad de su sociedad.

La venta de marihuana se tolera mayormente en Holanda, pero conlleva la pena de muerte en Malasia. Mascar chicle es muy popular en Estados Unidos, pero es regulado estrictamente en Singapur. La conformidad es muy estimada en Corea del Sur, y no tanto en Brasil.

Aunque es evidente que los valores sociales y públicos difieren en gran medida entre países, un equipo internacional de investigadores ha explorado qué culturas son más o menos restrictivas y quizás ha identificado algunos de los motivos.

"Hay un gran potencial de conflicto cultural y moral entre los dos" tipos de culturas, dijo la sicóloga Michele Gelfand, de la Universidad de Maryland, conductora del estudio. Mientras más se comprendan las diferencias, sabremos mejor qué esperar, afirmó.
"Nos ayuda a ser menos críticos".

Comprender lo que los investigadores calificaron de culturas "estrictas y flexibles" es primordial en un mundo de creciente interdependencia global.

"Desde el punto de vista de cualquiera de los dos", dijeron los autores, "el otro sistema podría parecer disfuncional, injusto y fundamentalmente inmoral, y suposiciones tan divergentes podrían avivar los conflictos culturales".

Los investigadores efectuaron 6.823 entrevistas a personas de 33 países en las que preguntaron sobre la rigidez de las normas sociales, de qué modo la gente comprendía qué comportamiento era de esperar, y cómo reacciona la gente cuando alguien se comporta de manera inadecuada. Definieron los países estrictos como aquellas cuyas prácticas cotidianas limitan el comportamiento permisible, y los flexibles como aquellos otros que estimulan una amplia gama de comportamiento permisible.

Las amenazas a la seguridad, los desastres naturales frecuentes y una elevada densidad de población tienden a ser factores de influencia en los países con culturas que restringen más a sus ciudadanos, informan los investigadores en la edición del viernes de la revista Science.

Pakistán, con elevada densidad de población y antecedentes de conflictos, fue considerado el país más "estricto" de la lista, que no incluyó todas las naciones del mundo. Les siguieron Malasia, India, Singapur y Corea del Sur.

En el otro extremo de la escala estaba Ucrania, aunque todas las entrevistas allí se llevaron a cabo en Odesa, una de sus ciudades más cosmopolitas. A continuación le siguieron Estonia, Hungría, Israel, Holanda y Brasil.

"Las conclusiones coinciden con las de otras investigaciones según las cuales la variabilidad de población tiene profundo arraigo en la mente humana", comentó Ara Norenzayan, sicólogo de la Universidad de Columbia Británica, que no participó en el estudio.

Los entrevistadores preguntaron a los encuestados sobre comportamientos que van desde besarse en un banco hasta comer en una clase. Se les pidió además que caracterizaran lo justificable que eran determinados comportamientos como: solicitar beneficios del gobierno a los que uno no tiene derecho, evitar pagar el transporte público, engañar en los impuestos, la homosexualidad, la prostitución, el aborto, el divorcio y otros rubros.

La tabla de los 33 países estudiados, desde los más estrictos hasta los más flexibles: Pakistán, Malasia, India, Singapur, Corea del Sur, Noruega, Turquía, Japón, China, Portugal, exAlemania oriental, México, Reino Unido, Austria, Italia, exAlemania occidental, Islandia, Francia, Hong Kong, Polonia, Bélgica, España, Estados Unidos, Australia, Grecia, Nueva Zelanda, Venezuela, Brasil, Holanda, Israel, Hungría, Estonia y Ucrania.