martes, 31 de mayo de 2011

Ashton expresa su preocupación por el caso abierto contra Yulia Timoshenko


26-05-2011 / 12:00 h

El jefe de la delegación de la Unión Europea en Kiev, Jose Manuel Pinto Teixeira, ha estado en contacto con las autoridades ucranianas por la orden de detención del pasado día 23 contra Timoshenko y les ha expresado "la preocupación" de la Alta Representante por las alegaciones de que el caso contra la ex primera ministra estaría políticamente motivado, dijo Ashton en un comunicado.

"La UE ha seguido los recientes acontecimientos en los casos de Yulia Timoshenko y de otros miembros del anterior Gobierno de Ucrania", y "seguirá insistiendo ante las autoridades ucranianas en la necesidad de que se respete el estado de derecho y se incorporen procesos legales justos, imparciales e independientes", afirmó.

Timoshenko, que se enfrenta a una pena de entre 5 y 10 años de prisión por acusaciones de malversación de fondos públicos y abuso de poder, ha eludido esta semana su detención al haberse personado voluntariamente en un tribunal de Kiev para un nuevo interrogatorio.

La opositora mantiene que todas las acusaciones en su contra están políticamente motivadas y acusa a Yanukóvich de orquestar una caza de brujas contra sus rivales políticos.

Ashton destacó el "peligro" que supone "provocar cualquier percepción de que las medidas judiciales se aplican de manera selectiva", y subrayó la importancia de que se garantice "la máxima transparencia en las investigaciones, procesamientos y juicios".

"Consideramos estos principios especialmente importantes en un país con el que pretendemos forjar una relación contractual más estrecha basada en la asociación política y recordamos que Ucrania preside actualmente el Comité de ministros del Consejo de Europa", concluyó la Alta Representante.

Un tribunal de Kiev había ordenado el pasado día 23 la detención de la líder opositora aduciendo que ésta entorpecía repetidamente la investigación.

Según las nuevas acusaciones presentadas contra Timoshenko, la antigua jefa del Ejecutivo ucraniano suscribió con Rusia contratos de gas que le supusieron al Estado un gasto superfluo de casi 200 millones de dólares.

En concreto, la fiscalía ucraniana mantiene que el Gobierno de Timoshenko desvió 2.300 millones de grivnas (unos 210 millones de euros) recaudados tras la venta de cuotas de emisiones de gas de efecto invernadero.

Además, se acusa a Timoshenko, entre otros supuestos delitos económicos, de haber usado fondos estatales para financiar su campaña durante los comicios presidenciales. EFE