jueves, 8 de diciembre de 2011

TRACE lanza un informe sobre las demandas de soborno en Estados Unidos

TRACE ha presentado hoy el 2011 BRIBEline United States Report, el séptimo análisis de la organización de demandas de sobornos notificadas en países específicos. Otros informes anteriores han analizado patrones de demandas de soborno en Brasil, México, Ucrania, Rusia, la India y China.

"El United States Report es otra importante contribución para la prevención del soborno", explicó la fundadora y directora general de TRACE, Alexandra Wrage. "BRIBEline ofrece una mayor perspectiva de lo que parecen las transacciones por soborno. Las compañías, a su vez, pueden cambiar la formación del empleado de un análisis académico o legal a un coloquio del mundo real más práctico sobre qué buscar y cómo responder".

El United States Report resume y analiza 73 demandas por soborno en Estados Unidos reportados anónimamente al Business Registry for International Bribery and Extortion (BRIBEline) online de TRACE entre el 11 de julio de 2007 y el 15 de noviembre de 2011.

Un descubrimiento clave del informe de Estados Unidos es la prevalencia de las solicitaciones de soborno hecha a cambio de una ventaja indebida. Más de un tercio de las demandas por soborno en Estados Unidos la tasa más alta entre los países estudiados hasta la fecha por BRIBEline - se establecen en una quid pro quo impropia, como obtener un nuevo negocio (25% de todas las demandas notificadas), acordar intentar influir en un representante gubernamental a cambio de un soborno (5%) o recibir un tratamiento inapropiado favorable, como el dictamen del tribunal favorable (4%).

El informe de Estados Unidos también revela que el sector privado (representantes de compañías) supone una fuente importante de las demandas de soborno en Estados Unidos, que representan el 21% de todas las demandas notificadas. No obstante, la mayoría de las demandas por soborno, casi el 60%, se realiza por una persona relacionada con un gobierno, ya sea a nivel federal, estatal o local, incluyendo representantes gubernamentales (16%), la policía (14%), representantes del partido en funciones (8%), empleados de entidades estatales (7%), miembros del ejército (5%), representantes de la ciudad (4%), representantes oficiales (1%) y jueces y representantes judiciales (1%).

Siete de los sobornos demandados por los representantes gubernamentales se notificaron como procedentes de la Oficina del presidente de Estados Unidos o la Oficina del vicepresidente de Estados Unidos. Según los notificadores de soborno anónimos, las demandas de estas oficinas se produjeron entre 2002 y 2007.

Los datos de Estados Unidos también revelan un patrón de demandas para sobornos de alto valor. Aproximadamente el 60% de las demandas de sobornos de Estados Unidos se caracterizaron por ser recurrentes, es decir que se demandaron más de una vez. En torno al 44% de las demandas por soborno fueron por cantidades menores de 5.000 dólares; el 25% por cantidades que ascendían a más de 50.000 dólares; y más del 10% se valoraron en más de 500.000 dólares. Se demandó en más del 70% de las solicitaciones de soborno, el resto buscó asistencia con facturas médicas o instrucción (10%); regalos, entretenimiento u hospitalidad (8%); favores sexuales (7%) o acuerdos de viaje especiales (3%).

Según el análisis comparativo de TRACE de los patrones de demanda de soborno en siete naciones para la que ha completado informes, EE.UU. tiene el menor porcentaje de demandas por soborno hechas por representantes gubernamentales, y el mayor porcentaje de demandas de sobornos por representantes de compañías privadas.

"Los datos de BRIBEline de Estados Unidos indican que las compañías que hacen negocios en Estados Unidos deberían considerar formar a sus empleados para responder apropiadamente a una demanda por soborno hecha por un representante gubernamentales o ejecutivo empresarial con poder", afirmó Wrage. "Aunque el incentive empresarial de ofrecer el soborno puede parecer complejo, especialmente en una economía difícil, el ratio de riesgo-recompensa cambia en vista del incremento en el refuerzo internacional de las leyes de soborno extranjeras y el vigoroso cumplimiento en Estados Unidos de sus leyes de soborno nacionales. Además, las consecuencias de una investigación de soborno son importantes en cuanto a la marca o daño reputacional en un momento en que el sentimiento publico contra el exceso corporativo percibido y relaciones acogedoras con representantes gubernamentales son un valor máximo".

BRIBEline, un sistema de reporte online anónimo, ofrece información específica del país sobre demandas de soborno: quién pide un soborno, cómo se paga, si se paga en instalaciones y, de ser así, con qué frecuencia, y qué se promete a cambio. Los siete informes por país completados hasta el momento están disponibles enhttp://www.TRACEinternational.org.

Acerca de TRACE

TRACE es una asociación con miembros sin ánimo de lucro que evalúa los recursos para proporcionar soluciones de compatibilidad contra los sobornos prácticas y de coste contenido para compañías multinacionales y sus intermediarios comerciales (agentes de ventas y representantes, consultores, distribuidores, proveedores, etc.). TRACE proporciona varios servicios y productos centrales, incluyendo: informes con diligencias debidas sobre intermediarios comerciales; políticas de compatibilidad de modelos y un Resource Center online con resúmenes legales locales extranjeros, incluyendo directrices sobre regalos y hospedajes; formación en persona y online contra los sobornos e investigación sobre las mejores prácticas empresariales; y Gifts & Hospitality Tracking Software.

Para información adicional sobre TRACE, visitehttp://www.TRACEinternational.org.

CONTACTO: Jamie Moss, newsPRos, +1-201-493-1027, jamie@newspros.com, oJaime Baum, newsPRos, +1-847-502-3825, jsb@newspros.com