miércoles, 16 de noviembre de 2011

Presidentes alemán y polaco recuerdan a los profesores asesinados por nazis

Varsovia, 15 nov (EFE).- El presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski, y el de Alemania, Christian Wulff, recordaron hoy a los 25 profesores universitarios polacos asesinados por los nazis en la universidad de Lviv, en la actual Ucrania, un centro que posteriormente se trasladó a la ciudad polaca de Breslavia.

Los mandatarios depositaron una corona de flores en el monumento que recuerda la memoria de estos docentes, símbolo de la resistencia de gran parte del profesorado polaco a la ocupación nazi.

El presidente de Ucrania, Victor Yanukovich, debía haberse unido a sus homólogos comunitarios en el homenaje, aunque la intensa niebla en Breslavia le ha impedido hasta ahora volar hasta la localidad polaca.

"La riqueza espiritual de Europa no está completa sin los países de Europa del Este, sobre todo sin Ucrania", señaló durante el acto el jefe del Estado polaco, en referencia tanto a la inesperada ausencia de Yanukovic como a la firme defensa que Polonia viene haciendo para lograr una mayor integración de Ucrania en la Unión Europea (UE).

El acto tuvo lugar en Breslavia, en el oeste de Polonia, una ciudad que formó parte de Alemania hasta 1945 como capital de Silesia, cuando los acuerdos de cambio de fronteras que pusieron fin a la Segunda Guerra Mundial la situaron dentro territorio polaco.

Esos mismos acuerdos significaron para Polonia la pérdida de parte de sus provincias orientales, incluida la ciudad Lviv, que hoy pertenece a Ucrania, cuya mayoría de habitantes e instituciones se trasladaron a Breslavia, vacía tras la salida de los ciudadanos germanos.

"La universidad de Breslavia quiere seguir la tradición multicultural de una Europa unida, ya que representa como ningún lugar el contacto entre Oriente y Occidente, el lugar donde las diferentes tradiciones e ideas se encuentran", dijo Komorowski, quien destacó que la institución académica reúne el espíritu ucraniano, polaco y alemán.

Por su parte, Wulff destacó que la universidad de Breslavia es un ejemplo de cooperación en Europa, y se refirió al intercambio académico y científico como "pilar de las relaciones entre Polonia y Alemania".

Además de honrar la memoria de los profesores asesinados en Lviv, ambos mandatarios participaron en los actos de conmemoración de los 200 años desde la fundación de la universidad de Breslavia. EFE