miércoles, 19 de octubre de 2011

La UE cancela una cumbre con Ucrania por Timoshenko

Víktor Yanukóvich.-EFE

Víktor Yanukóvich.-EFE

Al duro comunicado con el que la Unión Europea reprendió a Ucrania por "perseguir políticamente" a la ex primera ministra Yulia Timoshenko hace una semana, ha seguido la primera consecuencia práctica. En un gesto diplomático clásico, la UE ha cancelado una reunión con el presidente ucraniano, Viktor Yanukóvich, al mismo tiempo que se ha esforzado por defender que la relación bilateral sigue su curso con contactos técnicos.

Yanukóvich tenía previsto viajar a Bruselas el jueves para avanzar en el acuerdo de asociación comercial que debía firmarse a finales de año. Sin embargo, ese acuerdo quedó en el aire tras la condena a siete años de cárcel de la líder de la oposición.

Una portavoz de la Comisión se ha afanado en recalcar que "los contactos a nivel técnico siguen y la relación bilateral no se ha visto interrumpida". En esa línea, el portavoz de la cancillería ucraniana, Alexandr Diskusárov, destacó que "se trata de un aplazamiento de la visita" y no de una cancelación.

Según la sentencia Timoshenko no podrá presentarse a las elecciones

Sin embargo, el retraso sine die no deja lugar a muchas dudas. La reunión se celebrará "más adelante, cuando las condiciones sean más propicias para el progreso en nuestras relaciones", aseguraron fuentes del equipo de la Alta Representante para la Política Exterior, Catherine Ashton.

La cancelación ha enfadado al presidente ucraniano, que ha asegurado ante la prensa internacional que su intención no era "suplicar a nadie. Si hay alguien con quien reunirse, estoy listo. Si no, seguiré mi camino", ha advertido.

A Ucrania y a los empresarios que apoyan al presidente interesa el acuerdo que ahora peligra. Con la creación de una zona de libre comercio, Kiev podría exportar cereales, acero o productos químicos a la UE. La semana pasada, Ashton declaró que la UE está "profundamente decepcionada" por la falta de "respeto a los criterios internacionales sobre procesos judiciales justos, transparentes e independientes".

Según la sentencia, Timoshenko no podrá presentarse a las próximas elecciones, en las que sería la gran rival de Yanukóvich, y tendrá que pagar una multa de 200 millones de euros por firmar contratos gasísticos con Rusia que habrían perjudicado a la empresa nacional, Naftogaz. La sentencia, que está pendiente de recurso, incluye una pena de prisión de siete años.

El partido de Timoshenko, ha pedido a la UE que aplique "sanciones personales contra Yanukóvich, otras figuras políticas y financieras claves" de Ucrania.