domingo, 25 de septiembre de 2011

Moldavia y Cisdniéster acuerdan reanudar negociaciones suspendidas en 2006

Moscú, 22 sep (EFE).- Moldavia y la región separatista de Cisdniéster acordaron hoy en Moscú reanudar pronto las negociaciones multipartitas para la solución del conflicto suspendidas en 2006.

Las conversaciones se celebrarán según el formato 5+2, es decir las dos partes en conflicto y los cinco mediadores internacionales (Rusia, Ucrania, Estados Unidos, la OSCE y la UE), según informó la Cancillería rusa en un comunicado.

La próxima ronda se dedicará a establecer los principios que regirán las negociaciones y a elaborar una hoja de ruta, añadió la fuente.

El Gobierno moldavo saludó hoy la decisión de reanudar las negociaciones, "resultado de los esfuerzos de todos los participantes en el proceso durante los últimos dos años".

Mientras, la presidencia lituana de la OSCE calificó la reanudación de las negociaciones de "importante paso adelante" y expresó su confianza en la celebración de la próxima ronda antes de finales de este año.

Ambas partes reanudaron los contactos directos en 2008 con mediación rusa, pero nunca lograron ponerse de acuerdo para reiniciar las negociaciones.

Recientemente, en Alemania se reunieron el primer ministro moldavo, Vlad Filat, y el líder separatista de Cisdniéster, Ígor Smirnov, quienes acercaron posturas sobre la descongelación de las relaciones políticas y comerciales.

En marzo de 2006, Cisdniéster abandonó las negociaciones para la solución del conflicto, tras denunciar la implantación de un bloqueo económico por parte de Moldavia y Ucrania, que lo acusan de practicar el contrabando.

Según la prensa rusa, el Kremlin está intentado convencer a Smirnov, de 70 años y líder separatista desde 1990, para que no se presente a la reelección en los comicios presidenciales de diciembre.

Rusia considera que Smirnov, que quiere que Moscú reconozca la independencia de Cisdniéster como hizo con las georgianas Osetia del Sur y Abjasia, es un obstáculo para la solución del conflicto.

Cisdniéster, región de mayoría rusa y ucraniana, rompió los lazos con Moldavia tras un conflicto armado (1992-1993) en el que contó con ayuda rusa.

Desde el final de aquella contienda, que costó la vida a centenares de personas, Moldavia aboga por la integración de los dos territorios separados por el río Dniéster, a lo que siempre se ha negado Smirnov.

En septiembre de 2006, un 97 por ciento de los habitantes de Cisdniéster votó en referéndum a favor de la independencia y de la futura integración en la Federación Rusa.

Rusia, que cuenta con unos 1.350 soldados en la zona desde 1993, de los cuales 335 forman una fuerza de paz y el resto custodian arsenales de la época soviética, defiende la integridad territorial moldava, pero también la concesión de un estatus especial a Cisdniéster, como condiciones para el arreglo del problema.EFE