miércoles, 15 de junio de 2011

El primer ministro ucraniano dice que el país podría romper su contrato gasístico con Rusia

El primer ministro de Ucrania, Nikolai Azarov, ha afirmado en declaraciones al canal de televisión Channel One que el país podría romper su contrato gasístico con Rusia. Las declaraciones llegan después de las conversaciones de esta semana entre Azarov y el primer ministro ruso, Vladimir Putin, en las que Kiev fracasó en su intento por convencer a Moscú de que baje el precio del gas.

"Ucrania no mantendrá este contrato para siempre. Llegará el momento en que lo rompamos. Por esta razón, es mejor negociar antes o después un acuerdo preliminar decente para un nuevo tratado", ha afirmado Azarov, según recoge la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Ucrania, que es cien por cien dependiente del suministro energético ruso, está buscando revisar el contrato actual, que data de 2009 y que fue firmado por la ex primera ministra Yulia Timoshenko. Azarov confirmó el pasado martes que Kiev "mantendrá todos los acuerdos alcanzados con Rusia".

El actual Gobierno ucraniano señala que el contrato actual de precios del gas, que vincula el mismo al precio internacional del petróleo, es injusto y ha obligado a Kiev a pagar de más a causa del incremento desmesurado del precio del crudo en los últimos meses. Por su parte, Putin afirmó que la fórmula de fijación de precios del gas de Rusia es universal para todos los países y que Ucrania "no es una excepción".

El presidente del gigante del gas ruso Gazprom, Alexei Miller, indicó el lunes que el precio del gas para Ucrania prácticamente doblará su coste en el último cuatrimestre de este año, llegando hasta los 500 dólares (348,5 euros) por mil metros cúbicos. A día de hoy, Ucrania paga 295,6 dólares (206 euros) por mil metros cúbicos, y espera pagar 350 dólares (212,6 euros) en el tercer cuatrimestre de 2011.