miércoles, 15 de febrero de 2012

Ucrania vuelve a valorar su sistema de transporte de gas

Las autoridades de Ucrania volverán a valorar el precio del sistema de transporte de gas del país (conocido con las siglas GTS). Así lo ha comunicado Kommersant-Ucrania citando al representante del Consejo de Ministros del país. La valoración se hace por orden del presidente Viktor Yanikóvich en el marco de la reforma de “Naftogaz Ukrania”.

Durante la valoración habrá una inventariado de los activos de Naftogaz y de sus filiales, entre ellas “Ukrtransgaz”. La publicación señala que esto es imprescindible en relación con la adhesión de Ucrania al contrato de asociación de la Sociedad Energética y la adaptación de la legislación ucraniana a la de la Unión Europea, así como para atraer inversión extranjera.

El sistema ucraniano de transporte de gas se ha valorado en dos ocasiones: en 2007, por 24,8 mil millones de dólares; y en 2009, por 9,9 mil millones. Según los datos que aporta el periódico, en la valoración del GTC participarán todas las empresas del “gran cuarteto” (PricewaterhouseCoopers, Deloitte, Ernst & Young, KPMG), así como otras empresas americanas no identificadas que se dedican a hacer auditorías en el ámbito de la energética.

En Rusia se ha declarado en varias ocasiones que el precio del GTS ucraniana es exagerado. Moscú y Kiev no se han podido poner de acuerdo a lo largo de los últimos años sobre la participación de Gazprom en el sistema de transporte de gas. La nueva vuelta de negociaciones empezó en otoño de 2011 y terminó en un nuevo conflicto del gas.

Según los medios de comunicación, Rusia insiste en que la participación en la GTS de Gazprom sea del 50%. Ucrania considera que el 34% del sistema de transporte del gas debería permanecer en Kiev, mientras que Rusia y La UE pueden aspirar al 33% cada una.

En enero de 2011 el presidente de Gazprom, Alexéi Miller, anunció que debido a la limitación de las inversiones extranjeras en el GTS de Ucrania, “éste podría dejar de existir como objeto tecnológico”. Hasta entonces Rusia proponía a Kiev vender el GTS por cuatro mil millones de dólares, pero las autoridades de Ucrania se negaron.

El GTS Ucraniano es el segundo por longitud y capacidad de la ex Unión Soviética después del ruso. . Su longitud es de más de 5 mil km. A través de Ucrania se transporta la mayor parte de la exportación rusa de gas.