viernes, 24 de febrero de 2012

Los cibernautas y el cierre de un sitio web de intercambio de archivos

El 31 de enero de 2012, los usuarios de Internet ucranianos se enteraron que su más grande sitio de intercambio de datos, Ex.ua [ru], fue cerrado debido a reiteradas violaciones al derecho de autor. Según el Ministro del Interior ucraniano, entre las compañías que demandaron [uk] a Ex.ua estaban Microsoft, Adobe y Graphisoft.

Ex.ua era uno de los sitios web más populares del país y representaba entre el 15 y el 25% [uk] del trafico del país. No requería subscripción paga y atraía a millones de usuarios que compartían archivos de audio y video, juegos y software pirateados.

La noticia del cierre del sitio causó revuelo en Internet, muchos ciudadanos de la red criticaron al gobierno por ir tras Ex.ua y pidieron su restitución.

Christina Vinovska (@chris_vinovska) tuiteó un pedido popular:

¡Devuelvan #exua de inmediato!



Protestas contra el cierre de Ex.ua ante el Ministerio del Interior en Kiev. Fotografía de Sergei Svevtlitsky, copyright © Demotix (1/02/12).
Mientras algunos hacían eco de este pedido, otros decidieron tomar cartas en el asunto tanto conectados como desconectados (fotos de la protesta del 1ro de febrero en Kiev aquí).

Así, luego que el Ministerio del Interior publicara el anuncio en la web acerca del cierre de Ex.ua, se cayo el sitio web del ministerio y se mantuvo periódicamente inaccesible debido a “un incremento del número de visitantes y posibles ataques DDoS “ [uk].

Para entonces, muchos usuarios de Twitter, Vkontakte y Facebook estaban compartiendo activamente instrucciones [ru] detalladas para sobrecargar los servidores de determinados sitios web. La lista de blancos incluia los sitios del presidente ucraniano Victor Yanukovych, del Partido de las Regiones, afín a la presidencia, el gabinete de ministros, el parlamento y más.

Lo que al principio parecía un número de intentos descentralizados rápidamente se transformó en un masivo esfuerzo organizado; los partidarios de Ex.ua formaron un grupo “Liberen a Ex.Ua” [ru] en la popular red social Vkontakte [ru], que reunió más de 6 mil miembros durante sus primeras horas de existencia (actualmente, hay más de 41 mil miembros).

Para el 1ro de febrero, el sitio web presidencial estaba totalmente caido [uk] y el Ministerio del Interior tuvo que anunciar [uk] que iba a utilizar sus dos cuentas de Facebook hasta que su sitio web oficial fuera restaurado. El 1ro de febrero al mediodía, Ex.ua tuvo que pedirles [ru] a los usuarios que detengan el ataque que había logrado trastocar el funcionamiento de casi todos los sitios web importantes del gobierno.

Queridos usuarios:

Los administradores de Ex.ua les piden que detengan toda actividad ilegal contra los sitios web gubernamentales. […]

Simultaneamente, en Internet se daba un acalorado debate acerca de las supuestas actividades ilegales de Ex.ua.

El usuario de Facebook Sergei Sideorenko escribió [ru]:

En respuesta al masivo luto guardado por el prematuro deceso de Ex.ua, les diré algo diferente a lo que la mitad de Internet les ha estado gritando:

No tengo ni un solo software no-gratuito y con licencia en mi computadora.
Miro solo peliculas pirateadas.
Me fugué de mi iPod de Apple apenas lo compre.
Incluso [removí] prontamente el Windows con licencia de mi laptop e instalé uno pirateado, porque me resultaba más conveniente.

Pero tengo que admitir que cerrar Ex.ua era LO CORRECTO. Y no entiendo a aquellos que ahora gritan “Sí, eran piratas, pero ¿era esa una razón para cerrarlos? […]

Muchachos, si queremos vivir civilizadamnete, no condenemos al menos los obvios intentos de estabecer la legalidad.

En defensa de Ex.ua, Yaroslav Fedorak de Blogosphere.com.ua escribió [uk]:

Sí, realmente creo que de acuerdo con el marco legal de hoy en día, el sitio web de intercambio de datos estaba llevando a cabo una actividad ilegal y tarde o temprano iba a ser cerrado. ¡Pero no se apresuren a tirarme piedras! El problema yace en el marco legal en sí mismo, que está terriblemente desactualizado y ya no satisface las necesidades del actual ambiente super dinámico e hiper volátil.

Entre estas discusiones, no pasó mucho antes que los usuarios de Internet ucranianos comenzaran a cuestionar si las propias autoridades estaban respetando la ley. Cediendo a la creciente atención mediática el Ministro del Interior tuvo que admitir [uk] que también usaba software pirateado, a al vez que negociaba con Microsoft para concluir esta práctica. Los ciudadanos de la red estaban indignados.

Yurko Chervony (@skinik) tuiteó [uk]:

Deberían primero cerrarse a sí mismos, no a #exua “[El Ministro del Interior] admitió que la mitad del software [que ellos usan] es ilegal” tinyurl.com/7tjq7c8

Muchos cibernautas compartieron en internet un comentario [uk] de Oleksandr Severyn de Maidan.org.ua:

Cuando los merodeadores se pelean con piratas, los piratas se convierten en próceres.

Otros cibernautas, sin embargo, creían que la acción del gobierno contra Ex.ua estaba motivada no tanto por las violaciones al derecho de autor, sino porque el sitio web alojó [ru] un video [uk] extremadamente popular que parodiaba al presidente ucraniano Victor Yanukovych.

Pavlo Rizanenko (@rizanenko) tuiteó [uk]:

Nuestras autoridades cerraron a #exua porque no querían tener una fuente de información incontrolable en #UaNet [Internet ucraniana]. La piratería fue solo una excusa rizanenko.livejournal.com/983.html

Cualesquiera fueran las causas del cierre, luego de la inesperada reacción en masa de los cibernautas ucranianos, Ex.ua volvió a estar en línea [ru] prontamente (el 3 de febrero) cuando los investigadores concluyeron [ru] que no había necesidad de que las acusaciones de piratería resultaran en el bloqueo del dominio del sitio web.

Muchos cibernautas lo tomaron como una triunfo para la consolidación y organización de los ucranianos en internet.

Serge Lavrinchuck (@Lavrinchuck) tuiteó [uk]:

La historia de #exua, por supuesto, tiene su lado positivo. ¿En qué otra ocasión los ucranianos nos habíamos unido así para atacar los sitios web del gobierno?

Muchos observadores se refirieron a los ataques como la “revolución en internet” [ru]. Maksym Savanevsky, editor del sitio web de negocios de Internet y SSM Watcher.com.ua, escribió [uk]:

Qué cambió en la sociedad en las últimas 60 horas.

Lo más importante: los ciudadanos han degustado su victoria. Han sentido que “juntos somos más, no podrán vencernos”. Es difícil recordar eventos similares desde el 2004 [Revolución naranja]

Sí, el alcance no fue el mismo. Sí, todo pasó en internet, dentro de departamentos cálidos. Pero ha pasado un buen tiempo desde la última vez que las autoridades se vieron tan impotentes frente al simple deseo de la gente de obtener algo que creían que se merecían.

Aún así, otros fueron críticos respecto a que la sociedad se mobilizara para defender un sitio web pirata. El reportero Serhiy Shcherbyna escribió [ru]:

¿En dónde están ustedes, los renombrados [ciudadanos], cuando los negocios honestos y normales son brutalmente arrebatados a los emprendedores medianos comunes y corrientes? […] ¿Por qué nadie toca al sitio web de inspección de impuestos por su [presión] continua sobre los negocios?

¿Por qué no [deshabilitaron] el sitio web del Ministerio del Interior cuando matan gente en [las jefaturas de policía locales]? ¿Por qué no [deshabilitan] el sitio web de la Administración municipal de Kiev por las calles [congeladas] cuando la gente se rompe una pierna o un brazo a diario?

¿Por qué los ucranianos protestan solo cuando les sacan los beneficios sociales y las [cosas gratuitas]? La libertad de expresión, la falta de legalidad de las autoridades, [las detenciones] por motivos políticos, la economía medio muerta y, más que nada, un país que se acerca al colapso, nada de esto despierta tal indignación.

Mientras continúa la polémica en Internet y el destino de Ex,ua sigue siendo confuso, al 6 de febrero el sitio web está funcionando y trabaja para restaurar su capacidad por completo.