martes, 6 de septiembre de 2011

Rusia y Ucrania vuelven a rozar tema gasífero

Moscú, 5 sep (PL) Rusia y Ucrania volvieron a rozar hoy el diferendo gasífero, el cual parece poner en aprietos las relaciones de socio estratégico entre ambos países con un intercambio comercial de 50 mil millones de dólares.

Tras sostener conversaciones con su similar ucraniano, Konstantin Grischenko, el ministro ruso del Exterior, Serguei Lavrov, reiteró que su país en ningún momento intenta arrinconar a nadie y sólo busca el cumplimiento de las obligaciones internacionales contraídas por Kiev.

Las autoridades ucranianas, casi desde la llegada del presidente Viktor Yanukovich al poder, expresaron sus quejas sobre el acuerdo alcanzado en enero de 2009 por el primer ministro ruso, Vladimir Putin, y su similar ucraniana de entonces, Yulia Timoshenko.

Pero en la conferencia conjunta tras las pláticas oficiales en el Jardín de la Cancillería, Lavrov expresó su esperanza de que los especialistas encargados de los temas vinculados al gas puedan resolver ese problema, sin politizaciones ni ideologías.

Al mismo tiempo, se trata de aplicar los mismos principios de integración, ya sea para entrar a la Unión Europea (UE) o para participar en procesos de ese corte en la Comunidad de Estados Independientes como la Unión Aduanera, explicó el diplomático ruso.

Por ello, se trata de que Ucrania haga una elección concreta y decida si desea o no entrar en la Unión Aduanera (formada por Rusia, Kazajstán y Belarús), consideró el titular ruso del Exterior.

Desde Kiev, Serguei Bakulin, máximo ejecutivo de la compañía Naftogaz, cuya reorganización intenta ahora el gobierno, recordó que desde 2008 el precio del gas ruso vendido a Ucrania se encareció en 2,5 veces, es decir, en 120 dólares por mil metros cúbicos.

Ello significa una carga adicional de unas mil grivnas (unos 90 dólares) por cada ciudadano de nuestro país, con las consiguientes consecuencias para la economía, estimó Bakulin, quien situó el precio más justo ahora en 230 dólares por cada mil metros cúbicos.

Rusia propuso en su momento que Ucrania se beneficiara de las facilidades económicas y de tarifas de la Unión Aduanera o que permitiera la fusión de Naftogaz con Gazprom, pero esa opción es inaceptable para Rusia, como recién lo aclaró Yanukovich.