miércoles, 24 de agosto de 2011

Se proclama la independencia de Ucrania

El 24 de agosto de 1991 el Parlamento ucraniano proclamaba la independencia de Ucrania de la URSS. La declaración fue aprobada por 321 diputados y sólo hubo dos votos en contra y seis abstenciones. Un referéndum popular la ratificaría el 1 de diciembre de aquel año. La Casa Blanca había anunciado que, en caso de victoria del independentismo, se apresuraría a reconocer el nuevo Estado, si bien cinco meses antes el presidente Bush senior había estado en Kiev, y en un discurso previno a los dirigentes contra el “nacionalismo suicida” y expresó su apoyo a Gorbachov, lo que explica la frialdad con la que fue recibido.

Según se reconoce en el texto de la declaración, donde se alude a “un peligro mortal que rodea a Ucrania”, la independencia llegaría como reacción al golpe de Estado contra Gorbachov, en el que el Partido Comunista soviético intentó restaurar su autoridad sobre un Estado en descomposición. El redactor de la declaración fue Levko Lukanyenko, un antiguo disidente que en la época de Kruschev defendía el derecho de secesión de Ucrania, reconocido teóricamente en la Constitución estalinista. La declaración reconocía además la tradición milenaria del Estado ucraniano. En la Edad Moderna, la historia ucraniana estuvo conformada por la existencia de una república cosaca, amenazada por polacos y turcos, que en 1654 se vio forzada a asociarse con Moscú, lo que le llevaría en el siglo XVIII a la pérdida de su autonomía. Con todo, en 1918, tras la Revolución rusa, alcanzó una efímera independencia, pronto suprimida por el poder central soviético.

Una de las decisiones más polémicas de este vigésimo aniversario ha sido la suspensión por Viktor Yanukovich del tradicional desfile militar, medida justificada para ahorrar en crisis, pero interpretada por la oposición como un signo del acercamiento del presidente a Moscú, si bien la política exterior de Yanukovich pretende basarse en el pragmatismo al seguir con las negociaciones para una hipotética adhesión a la UE.