martes, 20 de septiembre de 2011

Un aula de Ucrania en la ciudad de la sal

El toque de dos campanas adornadas con los colores de la bandera ucraniana señaló el inicio del nuevo curso escolar para los alumnos de esta nacionalidad que, gracias a la cesión del Ayuntamiento de las instalaciones del colegio Nuestra Señora del Rosario, podrán recibir una formación similar a la que reciben sus compatriotas, complementándolas con la enseñanza española.
Gracias a este convenio, los pequeños aprenden el idioma de sus padres, sus tradiciones, costumbres y cultura, en unos cursos oficiales que les permitirán, en el futuro, realizar exámenes ucranianos.
Más de una docena de niños recibieron a los nuevos, que entran a formar parte de esta escuela, realizando la tradicional Fiesta de la Campana, que da la bienvenida al nuevo curso escolar, donde los ucranianos recitaron poemas, cantaron y bailaron, con los sonidos de su tierra natal.
Tras el sonido de las campanas, llegó el momento de entrar a clase para recibir, sin más demora, las primeras lecciones en un programa que está confeccionado especialmente para ellos.
Los concejales del Ayuntamiento de Torrevieja, Daniel Plaza, como responsable de Educación y Rosario Martínez, como edil de Extranjería, quisieron estar presentes en este acto integrador de la cultura ucraniana en la vida salinera, una de las 122 nacionalidades presentes en el término municipal.
Plaza también dedicó a unas palabras a las cerca de veinte familias que estaban en el centro educativo, manifestando que «sois un ejemplo para todos nosotros, por vuestro trabajo para integraos aquí y por ese sentimiento nacional».
La secretaria de la asociación de ucranianos de Torrevieja insistió en agradecer la colaboración que el Consistorio presta a estos niños, al ceder el centro educativo en el que pueden recibir estas clases que permite conectarlos con la cultura de la ciudad y la de su país de origen, preparándolos para la vida en Ucrania si en un futuro decidieran volver a casa.
Precisamente la comunidad de residentes ucranianos de la localidad salinera, celebrará el día 25 de septiembre, la conmemoración de su independencia, en la que podrán verse de nuevo los bailes típicos de los niños del grupo Ilusión, que danzarán canciones de su país, ataviados con los trajes tradicionales de este pueblo. Un sacerdote ucraniano, incardinado a la Diócesis de Orihuela-Alicante, bendijo este nuevo curso con sus palabras dando la bienvenida tanto a los que empiezan, como a los que ya han terminado sus estudios en esta escuela de raíces en la que aprenderán los fundamentos de su país aunque se encuentren lejos de él.