lunes, 18 de junio de 2012

Dos goles de Huntelaar y provocaciones a Ronaldo entre la hinchada holandesa


Antonio Torres del Cerro
Járkov (Ucrania), 17 jun.- Entre provocaciones a la estrella portuguesa, Cristiano Ronaldo, hinchas holandeses desplazados a Járkov, al este de Ucrania, pronostican una victoria de su selección con dos goles de Jan Klaas Huntelaar, mientras que los aficionados lusos, en minoría, apuestan por un triunfo ajustado.
Ambas selecciones se juegan esta noche su pase a los cuartos de final de la Eurocopa. Sin carambolas de por medio, los portugueses necesitan un triunfo y un pinchazo deDinamarca ante Alemania. Holanda tiene que vencer por al menos dos goles de diferencia y aguardar otra derrota danesa.
En el centro de Járkov, el polo industrial y tecnológico del país que respira aún influencia soviética, un hincha holandés que recorrió 2.760 kilómetros con su bicicleta para asistir al encuentro augura una victoria del equipo naranja. "Ganaremos 3-1 con dos goles Huntelaar", pronosticó en declaraciones a EFE.
La marea naranja superaba a primera hora de la tarde al verde y rojo de la bandera lusa. Martin, de Amsterdam, presintió otro tres a uno con otro doblete de Huntelaar y un tanto de Robin Van Persie. "Quizá gritemos '¡Messi, Messi, Messi!" admitió entre risas el joven holandés, acompañado por varios amigos.
Poco a poco, los lusos, entre su gritos de batalla "Portugal, allez" "(Vamos, Portugal)", ganaron relevancia. Nuno Ferreira, de la ciudad lusa de Braga, apostó por un dos a uno favorable a Portugal. "Dos goles de Ronaldo", declaró a EFE.
Los aficionados de los tulipanes portaban algunos mensajes provocadores para Rolando, el astro portugués. "CR Cry Again!", exhibía un joven hincha holandés en su camiseta.
Su estampa era la fotografía del futbolista, entonces de 19 años, bañado en lágrimas después de la final perdida contra Grecia en el Europeo del 2004.
La selecciones de Portugal y de Holanda vuelven a enfrentarse en una fase final después de jugar un duro partido en el Mundial 2006 de Alemania, acuñado como "batalla" de Nuremberg.
Sus dieciséis amonestaciones, entre ellas cuatro rojas, pasaron a la historia como el partido con más tarjetas de la historia de los mundiales de fútbol. Entonces vencieron los lusos con gol de Maniche.
Ahora, muchos esperan otra "contienda", pero en el este de Europa, en Járkov, masacrada en la Segunda Guerra Mundial que padeció cuatro batallas reales. En su centro todavía se yergue una estatua de Lenin.
La ciudad fue capturada dos veces por los alemanes, en octubre de 1941 y marzo de 1943, y liberada otras dos por los soviéticos, en febrero de 1943 y agosto de 1943.
El 70 por ciento de Járkov, entonces la tercera mayor urbe de la URSS, fue destruido y decenas de miles de sus habitantes murieron.