jueves, 20 de octubre de 2011

La UE cancela una reunión con el presidente ucraniano tras la condena a Timoshenko

La condena "por motivos políticos", según la UE, de la ex primera ministra ucraniana Julia Timoschenko, tuvo ayer su primer efecto en las relaciones entre Kiev y el bloque europeo, con la suspensión de la visita que iba a realizar mañana a Bruselas el presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich. "La reunión se ha pospuesto para una ocasión ulterior cuando las condiciones sean más apropiadas para que se registren avances en las relaciones bilaterales", aseguraron fuentes diplomáticas de la Unión Europea en Bruselas.

Entre los asuntos que han quedado congelados hasta nuevo aviso figura un acuerdo de asociación entre ambas partes, así como un tratado comercial entre Kiev y Bruselas, negociado desde hace cinco años y que se presentaba como el primer ejemplo de cooperación bilateral reforzada de cara a una hipotética futura adhesión del país ex soviético a la UE.

La alta representante de Política Exterior de los 27, Catherine Ashton, aseguró la semana pasada, tras la condena a siete años de cárcel contra Timoshenko por presunto abuso de poder, que la decisión judicial tenía un "claro trasfondo político". "Habrá consecuencias" para las relaciones bilaterales, advirtió.

No obstante, Yanukovich se mostró desafiante y anunció que a pesar del aplazamiento de la visita viajará a Europa. "Los europeos no han confirmado el encuentro, pero yo viajaré ya que voy en esa dirección. No voy a suplicar a nadie, pero si hay necesidad de reuniones, estoy preparado", comentó. "Si no hay necesidad de encuentros, seguiré viajando. Somos socios y ambas partes tienen obligaciones mutuas", agregó el presidente ucraniano.