viernes, 9 de septiembre de 2011

Rusia Ucrania. Medvedev expresa su deseo de que Ucrania cumpla con las condiciones del contrato gasístico

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, ha expresado su deseo de que Ucrania cumpla las condiciones del contrato gasístico firmado por ambos países en 2009 y ha señalado que Moscú está preparado para debatir "diversos esquemas de cooperación" con Kiev que pudieran llevar a un descenso de los precios.

"Desde luego no hay conflicto, más bien son diferencias en torno a algunos aspectos", ha dicho Medvedev. El Ejecutivo ucraniano está intentando revisar las condiciones de dicho contrato, firmado en 2009 por la entonces primera ministro de Ucrania, Yulia Timoshenko, y el primer ministro ruso, Vladimir Putin, ya que consideran que el precio es injusto. Timoshenko se enfrenta a juicio en su país por abuso de poder en la firma de este contrato.

"Espero que pese a las últimas experiencias nuestros aliados y amigos aprendan que no se puede torpedear un contrato existente, aunque no guste", ha agregado. "Es completamente inaceptable. Todos los acuerdos, a no ser que sean cancelados por un tribunal o abandonados por las partes, han de ser implementados", ha señalado el mandatario.

Ucrania ha amenazado con recortar en un 32,5 por ciento su compra de gas al gigante energético ruso Gazprom de cara a 2012, pasando de los 40.000 millones de metros cúbicos de este año a únicamente 27.000 millones de metros cúbicos, ante lo que la empresa dijo que tendría que pagar los compre o no los compre.

"Gazprom puede suministrar a Ucrania 26.000, 27.000 o 29.000 millones de metros cúbicos, o nada, si Ucrania así lo prefiere", señaló el director ejecutivo de la empresa, Alexei Miller. "En cualquier caso, Kiev pagará por esos suministros en la base a los 33.000 millones de metros cúbicos establecidos en el contrato", apostilló.

"Espero que nuestros compañeros, nuestros amigos ucranianos, se adhieran estrictamente al acuerdo marco firmado en 2009", ha manifestado Medvedev, que se ha mostrado dispuesto a debatir la entrada de Ucrania en la Unión Aduanera conformada por Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, opción a la que Kiev se opone.

Otra de las condiciones que exige Moscú como base para acordar un descenso de precios es la compra de la empresa nacional ucraniana Naftogaz por parte de Gazprom. "Si podemos llegar a un acuerdo sobre eso, estaríamos dispuestos a considerar un cambio en el esquema de cooperación gasístico", ha matizado Medvedev.

En cualquier caso, ha señalado que el acuerdo permanece "basado en una fórmula universal". "Hablar como 'estamos pagando más que otros países' no está basado en nada. Es pura propaganda", ha manifestado.

"Ucrania paga con la misma fórmula y los mismos precios que pagan el resto de consumidores europeos. Los precios actuales son altos, eso es verdad. Pero también otras veces son extremadamente bajos, y eso es un problema para el país proveedor", ha apostillado.