martes, 23 de agosto de 2011

Festival Kazantip en Ucrania

Algunos llaman a este lugar la Ibiza de Europa del Este o el “Burning man” ucraniano. Otros dicen que no hay nada igual en todo el mundo, que es único. Bienvenidos a la República de Kazantip.

La península de Crimea es uno de los destinos más populares del Mar Negro. Este festival atrae a miles de amantes de la música trance y techno. Aquí también vienen algunos de los mejores disyoqueis del mundo.

“Mucha gente compara este festival con el Burning Man” de EEUU. Sólo hay dos grandes festivales en todo el mundo del género Mad Max y éste es uno de ellos. Esto es libertad, toca lo que quieras y…¡vamos!”, dice el productor musical Sander van Doorn.

“Espero que el Burning man sea la mitad de bueno que este, porque este es fenomenal”, añade.

Este festival surgió hace 19 años como un evento relativamente pequeño que ha crecido con los años. Hoy sus seguidores proclaman Kazantip como una país utópico, con sus propias reglas.

Nos reunimos con su presidente que nos cuenta que Kazantip no es sólo un festival.

“No es lo que usted cree. Es el sueño de millones de personas en la tierra. Un lugar perfecto, un intento de crear una sociedad nueva y mejor”, declara Nikita Marshunok.

Fiesta 24 horas, día y noche sin parar. Unas 100.000 personas participan cada año en este espectáculo, la mayoría de Rusia y Ucrania. Y cada vez vienen más europeos.

Domir no es la prioridad aquí, pero se puede descansar en un campamento, relativamente de lujo, por 200 euros al día. O encontrar un alojamiento más barato en el pueblo más cercano, que cada mes de agosto se llena de asistentes a la fiesta.

Aquí puede encontrarse desde casas pequeñas o posadas con los servicios básicos.

“Este es nuestro apartamento. Tiene aire acondicionado pero está estropeado. Este es nuestro grupo de fiesteros. Está todo un poco desordenado, la señora de la limpieza se murió. Y aquí es donde dormimos. Domimos 6. Pero por la noche somos 12”, asegura este joven.

Volvemos a la fiesta, la música no se para nunca. La mayoría de los que bailan ya han estado aquí antes. Muchos vienen cada año buscando sol, mar y música.

“Es una mezcla de energia positiva que trae la buena música. La gente viene de fiesta día y noche. Es genial bailar con el sol y la playa al lado. ¡Esto es crimea y es fantástico!”, declara este turista.

A finales de agosto, cuando el maratón de techno haya concluído su edición, Kazantip se prepara para su gran veinte anivesario el verano que viene. No se sabe nada todavía, pero sin duda el próximo festival en la república imaginaria será revolucionario.