viernes, 8 de julio de 2011

Detienen a un hombre por estafa a través de Internet

a Comisaría de La Línea informó ayer de que cuenta con una unidad especializada en la lucha contra los delitos efectuados a través de las nuevas tecnologías, en concreto a través de Internet, advirtiendo a la población del riesgo que entraña un fenómeno delictivo conocido como 'phishing'.
Este tipo de delito cada vez más frecuente consiste en la captación de personas a través de Internet, y especialmente mediante correo electrónico, ofertando trabajos que prometen ganar gran cantidad de dinero, de forma fácil, rápida, empleando un reducido número de horas y desde su casa abriendo o utilizando cuentas bancarias, para recibir cantidades de dinero, para luego transferirlas a otras cuentas, todo ello argumentando ser empresas legales dedicadas a diferentes actividades y argumentando tal actividad con las razones mas variopintas.
Dicha actividad es ilícita toda vez que en estos casos el dinero proviene de actividades delictivas como robos, estafas, trafico de drogas o prostitución, y el fin de que se realicen dichas transferencias es el blanqueo de las ganancias provenientes de dichos delitos, así como el envió del dinero al lugar en el que se beneficiarían de las ganancias una vez ocultado su origen.
En el marco de estas actividad se procedió a la detención de D.L.A., persona contratada por una supuesta empresa cárnica residente en el Reino Unido para la realización de envíos de dinero, a través de empresas como MoneyGram o Western Union, a Ucrania, ya que la investigación puso de manifiesto que el origen del dinero no era una empresa cárnica, si no que tenia su origen en una estafa sufrida por una empresa alicantina, a cargo de la cual y de manera fraudulenta se realizaron trasferencias, a través de Internet, por un importe total de 63.116 euros. El dinero se transfería a diferentes personas, entre ellas el detenido, las cuales a cambio de una comisión enviaban el dinero a Ucrania, si bien ignorando su origen, si beneficiándose de ello.
Dada la proliferación de estafas de este tipo cometidas mediante el uso de nuevas tecnologías, la Policía recuerda que «ha de prestarse especial atención a aquellos anuncios o correos electrónicos que se reciban en los que se desconoce al remitente y en los que se oferten trabajos de este tipo y en los que no pueda acreditarse el origen o solventa de la empresa contratante. También es un indicio de que nos encontramos ante una estafa de este tipo el que el anuncio o correo, edactado en castellano, sufra de faltas ortográficas e incoherencias gramaticales en su redacción, que tiene su explicación en que han sido realizados por extranjeros con poco conocimiento de nuestro idioma o utilizando programas informáticos de traducción».
Por último, la Policía Nacional recuerda que «nunca ha de facilitarse el número de cuenta y el número pin de la tarjeta de crédito a través de correo electrónico o en paginas web, ya que en la realización de transacciones económicas solo es necesario el número de la tarjeta y ambos números nunca serán solicitados por bancos o empresas a través de medios informáticos, el único fin de tener ambos números es conseguir que seamos victimas de estafas o sustracción del dinero que tengamos en la cuenta de la tarjeta».