lunes, 13 de febrero de 2012

El movimiento ocupa se congela en Ucrania

El invierno se hace eterno para cientos de jóvenes “ocupas” ucranianos. Alojados en vetustas viviendas abandonadas en las que no hay calefacción, ni suministro de agua o electricidad, los ocupas soportan temperaturas de hasta 20º bajo cero y ni siquiera se atreven a hacer una hoguera:

- “Si lo hacemos pueden ver el humo”, explicaba una chica. Y llamarán a la policía y los bomberos. No podemos encenderlo”.

La mayoría de esos jóvenes tiene una historia desgarradora a sus espaldas, un pasado al que, a pesar del frío, no quieren regresar. Tal y como explica la periodista de euronews Angelina Kariakina, “incluso en condiciones de frío extremo, muchos adolescentes ocupas siguen haciendo su vida en viviendas abandonadas, aunque sólo sea para pasar unas noches. De hecho, durante el día van al centro social a ducharse, calentarse y tomar algo caliente”.

La ola de frío polar que azota Europa se ha cebado con Ucrania. Desde el pasado 27 de enero, al menos 135 personas han muerto por culpa de las bajas temperaturas, muchas de ellas no tenían un techo bajo el que dormir.