jueves, 12 de enero de 2012

Medvédev promete resolver civilizadamente discrepancias en materias del gas con Ucrania

El presidente ruso Dmitri Medvédev prometió hoy resolver civilizadamente las discrepancias con Ucrania que anunció la decisión de recortar este año casi a la mitad el volumen del gas importado de Rusia.
“Actuaremos civilizadamente”, aseguró Medvédev al reunirse este miércoles con Alexei Miller, jefe del monopolio gasífero ruso Gazprom.
Señaló que los contratos vigentes proporcionan a Rusia una base sólida para “seguir trabajando con los socios ucranianos y, a un mismo tiempo, continuar los debates sobre el futuro de la cooperación en materia del gas”.
Miller comunicó al jefe del Estado que Ucrania decidió de forma unilateral reducir el volumen de compra en el presente año de 52 a 27 mil millones de metros cúbicos. Una decisión que debía haber acordado con Gazprom con medio año de antelación, según él.
La corporación ucraniana Naftogaz, según recordó anteriormente Miller, debe pagar el suministro anual de al menos 33 mil millones de metros cúbicos mientras siga en vigor su contrato con Gazprom. El acuerdo vigente obliga a Ucrania a abonar la totalidad del volumen contratado.
Ucrania lleva mucho tiempo intentando renegociar a la baja el precio del gas que compra a Rusia. Ésta procura a cambio acceder al control de la red ucraniana de gasoductos, una de las mayores del mundo. La nueva vuelta de negociaciones está prevista para el 15 de enero.
El Parlamento de Ucrania decidió el pasado martes aplazar hasta el término de esas conversaciones los debates en torno a la reforma en el sector nacional de petróleo y gas que, entre otras cosas, prevé el traspaso de la red de gasoductos en arriendo.
El presidente ruso sugirió hoy tomar en cuenta que Gazprom dispone actualmente de “opciones muy variadas para el suministro del gas a Europa”. Mencionó, en particular, que el proyecto South Stream – gasoducto subacuático a través del mar Negro – podrá recibir un nuevo impulso gracias a la decisión de Turquía, que autorizó el trazado de esa tubería en sus aguas territoriales.
El mercado ruso reaccionó con un descenso moderado a la reapertura de debates gasistas entre Moscú y Kiev. Las cotizaciones de Gazprom en la bolsa Micex bajaron en un 1,2%, hasta 177,3 rublos por acción.