sábado, 15 de octubre de 2011

Preparan nuevas acusaciones contra exprimera ministra ucraniana

Kiev, 14 oct (PL) La fiscalía ucraniana prepara nuevas acusaciones contra la ex primera ministra Yulia Timoshenko por el empleo del gobierno para evitar pagos de una compañía privada al ministerio ruso de Defensa (Mindef), informó hoy la prensa capitalina. Timoshenko, quien enfrenta una quinta demanda judicial desde que en febrero pasado perdió la segunda ronda de los comicios presidenciales frente a Viktor Yanukovich, es acusada de causar daños al Gobierno por 405 millones 500 mil dólares en un hecho que ocurrió en 1996.

Hace 15 años, Timoshenko, quien era presidenta de la compañía Sistemas Energéticos Unificados (SEU), en contubernio con el entonces primer ministro Pavel Lazarenko, logró pasar al gobierno las responsabilidades de una deuda de su empresa con el ministerio ruso.

El pasado lunes, la exprimera ministra fue condenada a siete años de cárcel y a tres adicionales sin ocupar cargos políticos por abuso de poder, al firmar un acuerdo de compraventa gasífera con Rusia que dejó pérdidas al estado ucraniano por casi 200 millones de dólares.

Al referirse a la nueva acusación, el vicejefe del opositor partido Babkivshina Alexander Turchinov indicó que el delito, en caso de existir, prescribió hace tiempo y se preguntó por qué en 15 años el ministerio ruso de Defensa nunca presentó una demanda de pago.

Los seguidores de Timoshenko señalan, además, que las autoridades ucranianas tratan ahora de revivir un caso que en su momento fue cerrado y considerado una falsificación.

El jefe del Comité de Investigaciones del Servicio de Seguridad de Ucrania, Ivan Derevianko, declaró que la acusación contra Timoshenko se presenta sobre la base de una carta enviada por el Mindef ruso en agosto pasado a Ucrania para reclamar el pago de la citada deuda.

De acuerdo con Derevianko, cuando era presidenta de la SEU Timoshenko acordó con el consorcio ruso Gazprom el suministro en Ucrania de gas, pero paralelo creó un arreglo ficticio para que en su lugar apareciera la compañía United Energy como proveedora.

Asimismo, SEU se comprometió a suministrar, mediante sus filiales, productos al Mindef ruso como pago por el gas recibido.

Una parte del dinero depositado en United Energy, unos mil millones de dólares, fue transferida a la compañía Somali Enterprise y otra a cuentas personales de Lazarenko, quien también fue acusado esta vez.