sábado, 15 de octubre de 2011

La Fiscalía ucraniana estudia reabrir otras dos causas penales contra Timoshenko

Kiev, 14 oct (EFE).- La Fiscalía General de Ucrania informó hoy de que estudia reabrir otras dos causas penales contra la ex primera ministra Yulia Timoshenko, que fueron suspendidas provisionalmente debido al inicio del juicio contra la líder opositora.

"Las causas están en vigor y serán completadas con el permiso de los tribunales", afirmó hoy en rueda de prensa Yuri Boichenko, portavoz de la Fiscalía, citado por las agencias ucranianas.

Boichenko explicó que esas investigaciones podrán reanudarse cuando concluya el proceso de apelación del caso de abuso de poder por el que Timoshenko fue condenada el pasado martes a siete años de cárcel.

Para ello, según el código procesal, se necesita el visto bueno de un tribunal de primera instancia.

La Fiscalía se refiere a los dos expedientes penales incoados por malversación de los fondos públicos recaudados por Ucrania en el marco del Protocolo de Kioto y en la operación de compra en el extranjero de automóviles para su uso como ambulancias.

Timoshenko fue acusada oficialmente por la Fiscalía en diciembre de 2010 de desviar para el pago de las pensiones durante la crisis en 2009 los 380 millones de euros recibidos tras la venta de cuotas de emisiones de gas de efecto invernadero y originariamente destinados a la protección del medio ambiente.

La ex primera ministra negó entonces los cargos aduciendo que ese dinero se encontraba depositado en las cuentas del Ministerio de Medio Ambiente.

En enero pasado la Fiscalía abrió una nueva causa penal contra la carismática política por un presunto caso de malversación que pudo haber costado al Estado más de 6 millones de euros.

Timoshenko se habría excedido en sus funciones al ordenar la compra de mil vehículos Opel Combo para su uso como ambulancias, sin estar autorizada para ello.

Supuestamente, el Gobierno ucraniano habría pagado un 20 por ciento más que el precio de mercado, cuando ese automóvil no cumple con la normativa estatal para transportar pacientes en camillas.

Según la auditoría realizada el pasado año por el Tribunal de Cuentas ucraniano, el Ejecutivo de Timoshenko habría malversado varios miles de millones de dólares.

El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, defendió hoy la apertura la víspera de un segundo caso penal contra Timoshenko por endosar supuestamente al Estado hace quince años una deuda de 405 millones de dólares contraída por su corporación Sistemas Energéticos Unidos ante el Ministerio de Defensa ruso.

Timoshenko, que se encuentra en prisión preventiva desde el 5 de agosto pasado y acusa a las autoridades de orquestar una campaña de persecución política de su persona, podría ser condenada a hasta 12 años de cárcel por este segundo caso.