lunes, 3 de octubre de 2011

Bielorrusia mantendrá su cooperación con la Asociación Oriental


Moscú, 3 oct (EFE).- Las autoridades de Bielorrusia anunciaron hoy que no van a romper su cooperación con la Asociación Oriental (AO) después de boicotear la cumbre de la pasada semana, a la que no fue invitado el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, por represalias contra la oposición en su país.
"No participamos en la cumbre pero seguiremos cooperando con la Asociación Oriental", afirmó el ministro de Exteriores de Bielorrusia, Serguéi Martínov.
El programa de la AO carece de proyectos reales, apuntó el canciller, quien recordó que Bielorrusia, junto con Lituania y Ucrania, propuso más de 20 proyectos de cooperación con la asociación pero no obtuvo respuesta.
"Faltan proyectos concretos. Insistimos en que haya contenido concreto en el programa. Este punto de vista lo comparten otros países", dijo.
Sin embargo, Minsk considera "útil" el programa, resumió el jefe de diplomacia bielorrusa.
El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, acusó a la Unión Europea (UE) de intentar "humillar" a su país durante la cumbre de la Asociación Oriental celebrada en Varsovia.
Lukashenko, que no fue invitado a la cumbre por la represión violenta de la oposición y el encarcelamiento de varios candidatos presidenciales, denunció las presiones de la UE sobre las otras exrepúblicas soviéticas para que criticaran a Bielorrusia.
"Los Veintisiete intentaron persuadir a nuestros amigos, cinco repúblicas, pero no lo lograron. Ni Ucrania, ni Moldavia, ni Armenia, ni Azerbaiyán, ni Georgia firmaron" la resolución que condenaba a Bielorrusia, dijo.
Primero, Bielorrusia decidió participar en la cumbre con su embajador en Varsovia como jefe de su delegación, pero después optó por boicotear la reunión por "discriminación" intolerable.
Lukashenko, en el poder desde 1994, abogó recientemente por "el reinicio de las relaciones entre Bielorrusia y la UE sobre la base de los principios de igualdad y respeto mutuo" y negó que vaya a tratar con los Veintisiete sobre los presos políticos.