miércoles, 21 de septiembre de 2011

Ucrania alcanza un principio de acuerdo con Azerbaiyán para la compra de gas natural licuado

Ucrania ha alcanzado un principio de acuerdo con Azerbaiyán para la compra de gas natural licuado (GNL), según ha informado el presidente de la agencia estatal ucraniana para Inversiones y Proyectos Nacionales, Vladislav Kaskiv.

Kaskiv ha señalado que los volúmenes suministrados alcanzarán los 2.000 millones de metros cúbicos en 2014 y ascenderán a los 5.000 millones de metros cúbicos en 2015. Además, ha indicado que la agencia que encabeza y la compañía azerí de gas y petróleo, SOCAR, crearán una empresa conjunta para asegurar el suministro.

En este sentido, ha asegurado que este acuerdo va a acelerar el proyecto ucraniano de construcción de una terminal marítima para recibir el GNL. "La construcción de la terminal para el GNL respalda los esfuerzos del Ministerio de Energía e Industria del Carbón para reforzar la seguridad energética del país", ha dicho Kaskiv.

Kiev planea finalizar la construcción de la terminal en 2015 para diversificar los suministros de gas. El 16 de septiembre se hizo público que la empresa española Socoin entregará un estudio de posibilidades sobre el proyecto en enero de 2012. La construcción costará unos 1.500 millones de dólares (1.094 millones de euros).

Ucrania, que es cien por cien dependiente del suministro energético ruso, pretende revisar el acuerdo firmado en 2009 con el gigante energético ruso Gazprom, que vincula el precio del gas al del petróleo, algo que Kiev considera injusto porque ha aumentado considerablemente su factura. Sin embargo, Rusia se niega, argumentando que es la política que sigue con todos los países.

El 7 de septiembre, Moscú anunció la apertura de un nuevo gasoducto --el Nord Stream-- a través del mar Báltico hasta Alemania, evitando el paso por Ucrania, Polonia y Bielorrusia, países a los que Moscú acusa de aprovecharse de su posición para sacar ventaja en los precios y las condiciones.