viernes, 17 de junio de 2011

Rusia y Ucrania embargan a Belarús y ¿Venezuela sigue enviándole petróleo? Petrofinanzas.com

Cada dia se envían 80.000 barriles diarios de crudo Santa Bárbara ($8 millones diarios) a Belarús. Mientras Rusia y Ucrania le cortan las exportaciones de electricidad y obligan al gobierno de Minsk a vender sus empresas estratégicas para cobrar, las autoridades petroleras venezolanas no han explicado cual es la situación de los intereses nacionales en Belarús.

Restricciones contra periodistas rusos en Belarus, crearon un negativo impacto a la ayuda financiera de Moscú a Minsk el pasado 11 de junio, durante la turbulenta crisis financiera de ese país, que se ha visto obligado a darle entrada a la influencia económica de Rusia.

La declaración también refleja la precaria situación política del presidente Aleksandr Lukashenko, en las manos de Moscú.

Los problemas económicos de Lukashenko se incrementaron la semana cuando empeoraba la situación financiera. Rusia y Ucrania, conjuntamente, cortaron la exportación de electricidad a Belarus, por la falta de pago por segunda vez de sus obligaciones, debido a la falta de reservas financieras del gobierno de Minsk.

Belarus continuaba registrando una ola inflacionaria de los alimentos y el combustible. El aumento de los precios de la gasolina, creó una violenta protesta en el centro de la capital el 7 de junio y más de 100 automóviles, paralizaron el tránsito de las principales avenidas, protestando por los altos precios de la gasolina.

Esos dos sensibles problemas fueron temporalmente aliviados, cuando Rusia acordó restaurar las exportaciones de electricidad a Belarus el 10 de junio, después que el presidente Lukashenko anunció un dia anterior, que los precios del combustible serían rebajados 20 por ciento, pero los problemas económicos seguían sin solución.

Belarús necesita con urgencia aportes de dinero en efectivo y se encuentra solitaria económica y políticamente de los países occidentales, y al gobierno de Moscú es el único país al que puede acudir en busca de ayuda financiera.

Rusia ha indicado su gestión para ayudar financieramente a Belarus, con un préstamo de 3 millardos de dólares, a través del Eurasian Economic Community (Eurasec), un fondo “anti-crisis” dominado por Rusia.

No obstante, este fondo de ayuda tiene sus exigencias. Específicamente, Rusia tiene enlazada una asistencia financiera a Belarus, con un programa de privatización que pondría un grupo estratégico de activos de ese para la venta.

El programa de privatización incluye específicamente la venta de la empresa energética estatal Beltransgaz y la empresa estatal de potasio Belaruskali, que se determinará para su transacción en las próximas semanas.

Rusia tiene la primera opción para adquirir esos activos, para aprobar tentativamente el préstamo de 3 millardos de dólares que aportaría Eurasec. Mientras tanto, el multimillonario ruso, del club de “oligarcas” de ese país Suleiman Kerimov, dueño de la empresa rusa productora de potasio Uralkali, ha contribuido con 1.000 millones de dólares, con el específico interés de adquirir Belaruskali.

No obstante, ninguna de las garantías de esos activos irán a Rusia. China también ha expresado interés en Belaruskali, y Belarus recientemente ha comenzado negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para un préstamo.

No obstante, de haber mostrado interés China en Belasuskali, el gobierno de Minsk hace poco comenzó negociaciones con el Fondo Monetario Internacional en solicitud de un préstamo. Hay muchos obstáculos para que el FMI otorgue el préstamo y China no está interesada en pagar el inflado préstamo de 30 millardos de dólares por la empresa Belaruskali.

Rusia tampoco pagaría ese monto, pero Moscú visualiza otras alternativas, como bajar el precio del gas natural que le suministra a Belarus, para comprar Belaruskali.

Sin embargo, Moscú espera que Lukashenko encuentre como salir de esta difícil situación. Si no son tomadas las suficientes medidas, la crisis financiera persistirá, como las continuas protestas y la tensión social en la población se incrementará.

Mientras Lukashenko, no ha reaccionado a las protestas iniciales de naturaleza política. Si el jefe de estado de Belarus no participa con Rusia en el programa de privatización, perdería su respaldo. Una alta fuente del Kremlin que solicitó no ser identificada declaró que si Lukashenko no comienza a cooperar pronto en ese contexto, podría enfrentarse a serias dificultades políticas, adicionales a la crítica situación financiera de Belarus.

Venezuela envía a Belarús a través de una operación triangular 80.000 barriles diarios del crudo Santa Bárbara, de 49% Api, el más liviano y costoso del país y del que dispone menos reservas, en un contrato que la opinión pública no conoce en detalles.

Fuentes y medios internacionales han destacado que Venezuela entrega los cargamentos a un trader, que lo coloca en Estados Unidos, y el equivalente del valor de estos crudos los recibe de crudos de Kasakastán, que pueden procesarse en las refinerías de Belarús, que significa importantes economías para ese país. Pdvsa se economiza un monto de los fletes que siempre los paga, debido a la triangulación.

Los cuatro primeros cargamentos fueron los más complejos y costosos en manipulación. Fueron enviados por buques, hasta un país vecino de Belarús, que los transportaba por ferrocarril hasta las refinerías de destino.

Venezuela ha firmado diferentes contratos con Belarús. El presidente Alexander Lukashenko ha visitado en varias ocasiones Caracas y el presidente Chávez ha sido huésped del presidente Belarús en Minsk. En estos acuerdos, Belarús suministraría automotores, tecnología, óptica, productos agrícolas, viviendas y productos textiles.

Venezuela ha creado empresas con las firmas Belgastroy, Belgasprogas y Gas Institute. Esta última ha estado desarrollando trabajos de en varios municipios del Estado Barinas, según los comunicados de Pdvsa. También la estatal petrolera ha constituido empresas mixtas para explotar crudos maduros en El Tigre y el golfo de Maracaibo, pero no se ha divulgado en la situación de estos proyectos en Venezuela.

Se ha divulgado que empresas de Belarús están trabajando en la instalación de redes de gas de municipios venezolanos.

El valor de ese petróleo equivale a unos 8 millones de dólares diarios y Belarús, es un país insolvente. Rusia y Ucrania le han cortado los suministros de electricidad en varias ocasiones. En este momento, Rusia ayudaría con el apoyo de un préstamo de 3 millardos de dólares, con la condición de que Belarús privatice las empresas más estratégicas, porque de lo contrario el préstamo no se firmará.

Los traders internacionales consultados expresaron anónimamente, que nadie puede asegurar que Belarús pague a Venezuela y países limítrofes están negociando quedarse con sus principales. En estos momentos los envíos de crudo Santa Barbara, superan los 1.000 millones de dólares.

Fuente: Stratfor / con la redacción de Petrofinanzas.com de las operaciones en Venezuela.