sábado, 3 de diciembre de 2011

España, con buena suerte

Kiev, Agencias
El sorteo de la fase final del campeonato de Europa de selecciones, que se celebrará el próximo año en Ucrania y Polonia, fue benévolo con España, que no quedó encuadrada en un grupo difícil ni mucho menos. Italia, Croacia y República de Irlanda son los primeros rivales de la vigente campeona del torneo.

Polonia, Grecia, Rusia y República Checa, en el A; Holanda, Alemania, Dinamarca y Portugal, en el B, sin duda el grupo más exigente; y Ucrania, Suecia, Francia e Inglaterra, en el D, completan la configuración de la primera fase de la Eurocopa, sorteada en el Palacio de las Artes de Kiev.

España empezará la defensa del título el 10 de junio frente a Italia, medirá sus fuerzas el 14 contra Irlanda y cerrará la competición en el cuarteto el 18 ante Croacia.

Pero España no sólo evitó el «grupo de la muerte», sino que también tiene un panorama en principio prometedor si logra superar el grupo en la primera plaza. No se encontraría con Alemania y Holanda hasta semifinales, dos selecciones también máximas candidatas al título (a las que España ganó en las últimas finales del Europeo y el Mundial) e, incluso, si el equipo germano también es primero no se enfrentarían hasta una hipotética final el 1 de julio en Kiev.

El cruce de cuartos del combinado dirigido por Vicente del Bosque sería con el ganador del cuarteto D, el que forman Francia, Inglaterra, Ucrania y Suecia.

Sin embargo, Vicente del Bosque, seleccionador nacional, hizo un llamamiento a la prudencia en sus primeras reflexiones tras conocer los rivales iniciales. «¿Fácil? Italia no creo que sea un rival fácil. Ya nos ganó en Bari 2-1. Y Croacia e Irlanda se han clasificado con mucha autoridad en la repesca (la primera ganó a Turquía y la segunda a Estonia, en ambos casos con triunfos por goleada a domicilio en los choques de ida, por 0-3 y 0-4, respectivamente). Hay que ser respetuosos. No digo que debamos estar a disgusto, pero que tenemos que prepararnos lo mejor posible».

Italia.- Su palmarés impone: una Eurocopa (1968) y cuatro Mundiales (1934, 1938, 1982 y 2006). No cumplió en el Mundial de 2010, pero siempre es un equipo a tener en cuenta en cada cita internacional. No ha perdido ningún partido en la fase de clasificación y sólo encajó dos goles. Prandelli, su seleccionador, es el encargado de llevar a la selección de su país a nuevas cumbres.

Croacia.- Llegó a la fase final tras tener que disputar la repesca, en la que superó con autoridad a Turquía. Tiene su techo en el torneo europeo en los cuartos de final. Cuenta con buen potencial, con jugadores como Luka Modric, Eduardo, Iván Rakitic, Ivica Olic o Nico Krajncar, además del sportinguista Bilic, que espera que su seleccionador, Slaven Bilic, cuente con él.

Irlanda.- La experiencia en el banquillo del técnico italiano Giovanni Trapattoni (el «abuelo» de la Eurocopa a sus 72 años) y de Robbie Keane en el campo -ha firmado siete goles en once choques de la fase de clasificación, incluida la repesca frente a Estonia-, son los puntales sobre los que se establecen las esperanzas de un equipo que vuelve a la fase final de la competición continental después de 24 años.