martes, 13 de septiembre de 2011

El primer ministro de Ucrania, Mikola Azarov, ha afirmado en declaraciones al diario francés 'Le Figaro' que las críticas de la Unión Europea (UE) sobre el juicio a la ex primera ministra Yulia Timoshenko son "infundadas".



El primer ministro de Ucrania, Mikola Azarov, ha afirmado en declaraciones al diario francés 'Le Figaro' que las críticas de la Unión Europea (UE) sobre el juicio a la ex primera ministra Yulia Timoshenko son "infundadas".

"En 2009 Timoshenko, cara a cara con el primer ministro ruso, Vladimir Putin, firmó un acuerdo sobre el precio del gas que Rusia vende a Ucrania que ha causado un gran daño a los intereses económicos del Estado. Ella falsificó los documentos para esto. El acuerdo no fue aprobado por el Gabinete de Ministros ni Naftogaz (la empresa estatal de gas de Ucrania)". "En el sentido político, Timoshenko no es un rival, es una mujer del pasado", ha indicado

Además, Azarov ha recalcado que el principal objetivo de Ucrania es entrar a formar parte de la UE. "A día de hoy confirmo que nuestro compromiso con la alianza con Rusia (...) pero, y lo digo una vez más, los esfuerzos hacia la integración europea son nuestra elección estratégica, ha dicho. "Compartimos los valores democráticos europeos. Garantizan el desarrollo sostenible de Ucrania", ha apostillado.

Timoshenko, de 50 años de edad, fue detenida el 5 de agosto acusada de firmar un contrato gasístico "injusto" con Rusia y se enfrenta a penas de hasta diez años de prisión si es declarada culpable. La ex primera ministra ha negado todos los cargos contra ella y ha dicho que el juicio está motivado políticamente.

El presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski --que ocupa la presidencia rotatoria de la UE-- que los planes para concretar el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Ucrania y la UE podría no llevarse a cabo a causa del juicio contra Timoshenko, según ha informado la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

"Las autoridades ucranianas tienen que encontrar una solución que elimine todas las dudas sobre si este juicio es un acto de venganza política contra la oposición", ha indicado Komorowski.

Este mensaje fue respaldado por el ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, que advirtió que la mayoría de los Estados miembro consideran que "el acuerdo puede llegar a buen puerto sólo si se soluciona el caso Timoshenko (...) lo que significa que tenga un juicio justo y limpio y que se retiren los cargos nos justificados contra ella".

Por su parte, el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt, ha manifestado que el TLC entre la UE y Ucrania podría no concretarse si Kiev "sigue adelanta con juicios de este tipo". Además, la alta representante de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha dicho que la organización está siguiendo el juicio "con gran preocupación", pero que las conversaciones sobre el TLC siguen "porque es lo que la oposición querría para el pueblo de Ucrania".