sábado, 30 de julio de 2011

China necesita al menos tres portaaviones, según oficial de alto rango

China necesita al menos tres portaaviones para defender sus intereses estratégicos, afirmó un general chino a unos días de que el ministerio de Defensa reconociera la construcción de un primer buque insignia que encarna las ambiciones navales de Pekín.

"Si se considera a nuestros vecinos, India tendrá tres en 2014, Japón tendrá tres en 2014, por lo tanto estimo que la cifra (para China) no debe ser inferior a tres si queremos defender nuestros derechos e intereses marítimos con eficacia", declaró el viernes el general Luo Yuan, citado por el periódico Noticias de Pekín.

Preocupado por la imagen que podría transmitir este busque, utilizado por excelencia como fuerza de proyección, China mantuvo en secreto la existencia del programa durante años.

El primero en evocarlo fue el jefe del Estado Mayor, el general Chen Bingde, en una entrevista publicada a principios de junio por un periódico de Hong Kong.

El miércoles, la televisión oficial china difundió por primera vez imágenes inéditas del portaaviones que está siendo renovado en el puerto de Dalian (noreste).

"Estamos equipando la estructura de un viejo portaaviones y lo utilizaremos para la investigación científica, experiencias y entrenamiento", declaró ese día en una conferencia de prensa Geng Yansheng, portavoz del ministerio de Defensa, en una rara comunicación sobre el programa. No se conoce aún la fecha de bautismo en mar.

El primer portaaviones de China, un ex buque soviético comprado en 1998 a Ucrania, puede en efecto afectar la imagen que China quiere dar: la de un país que adquiere sistemas de armas únicamente para defenderse, sin pretender a la hegemonía.

Expertos independientes suponen que Pekín ya inició, sin decirlo, un programa para la construcción de uno o dos portaaviones.

Estados Unidos saludó el viernes el hecho de que las autoridades de Pekín hayan mencionado la construcción de un primer portaaviones y ven en ello una evolución hacia una mayor transparencia entre los dos países.

seb/pa.zm