miércoles, 18 de abril de 2012

Políticos ucranianos piden vetar la postura de «el misionero» porque no favorece la fertilidad


Llevarán un proyecto de ley al Parlamento que busca, además, prohibir el aborto y penalizar a las parejas que no tengan hijos en 25 años

Día 17/04/2012 - 20.38h

Consideran que la postura conocida como «el misionero» es una de las menos idóneas para lograr un embarazo, y es por ello por lo que varios políticos ucranianos estudian la posibilidad de prohibir su práctica. Un grupo de legisladores ucranianos, encabezados por la diputada Natalia Korolévskaya, ha presentado un proyecto de ley en el Parlamento con el fin de prohibir a los ucranianos realizar esta tradicional postura sexual.

El motivo para la polémica propuesta no es otro que la creencia de que la postura del misionero no facilita la fecundación, por lo que los políticos buscan poner freno a los problemas de fertilidad y escasa natalidad en Ucrania. «Los expertos han demostrado que la postura del misionero es muy ineficaz para la fecundación», ha asegurado Korolévskaya.

Sin embargo, igual que prohíbe una postura, Korolévskaya busca promover otro tipo de movimientos que sí favorezcan la fecundación, aunque los sectores críticos con esta medida consideran que la polémica propuesta no es más que una cortina de humo para lograr un reto mucho mayor: la prohibición del aborto. Y es que, la norma para la que la diputada busca aprobación en el Parlamento recoge la prohibición del aborto como medida estrella así como una penalización económica -el 6% del salario- para aquellas parejas que no hayan tenido un hijo en 25 años.