miércoles, 28 de diciembre de 2011

No habrá guerra del gas entre Rusia y Ucrania en Año Nuevo

La última ronda del año de las negociaciones ruso-ucranianas sobre el precio del gas resultó infructuosa, las partes no cambiaron de opinión. Antes, tal situación podía poner en peligro los suministros de gas ruso a Europa. Pero ahora se sabe perfectamente que para estas fiestas de Año Nuevo nadie cerrará la tubería de gas. Las negociaciones proseguirán en enero.

A lo largo del año el actual gobierno ucraniano intentó someter a revisión los contratos gasísticos con Rusia. Según estos, Ucrania ya paga 464 dólares por cada mil metros cúbicos de gas ruso. Las autoridades ucranianas manifiestan que incluso a Alemania el gas ruso se vende a un precio mucho más barato. Pero, en este caso, no se puede hablar de ningún tipo de discriminación – dijo a La Voz de Rusia el experto del Fondo Nacional de Seguridad Energética, Alexander Pasechnik:

- Gazprom no aumenta nada. El gigante ruso opera en estricta consonancia con el contrato, que rige hasta 2019. Es un documento totalmente legítimo y además ha sido reconocido por la Unión Europea. Desde el punto de vista jurídico no puede existir reclamación alguna a Rusia. Los cambios coyunturales del mercado reflejan la realidad de los precios para Ucrania. El gas se vuelve más caro y estos cambios están estipulados. Y no se practica ningún tipo de asfixia artificial a Kíev.

Rusia repetidas veces propuso a Kíev rebajas sustanciales del precio del gas a cambio del control del sistema ucraniano de transporte de gas, y asimismo ingresar en la Unión Aduanera. Kíev insiste en que dicho sistema solo puede ser gestionado de forma conjunta con la UE, mientras que la participación en la Unión Aduanera no le conviene. Días atrás el presidente ucraniano Víctor Yanukóvich declaró que Ucrania solo está en condiciones de pagar un precio de 250 dólares. Gazprom respondió a Kíev que “no debe esperar regalos del Año Nuevo”. El politólogo Bogdan Bezpalko, dice:

- Conforme a los acuerdos de Járkov los precios del gas ya fueron rebajados. Estas rebajas se cifraron en 3.000 millones de dólares. Y ahora Ucrania demanda aún rebajas por 6.000 millones. Nadie le regalará este dinero a Ucrania simplemente porque sí. Se pueden obtener rebajas, pero para ello se deben hacer concesiones, por ejemplo crear un consorcio en el que Rusia pudiera controlar el sistema de transporte de gas de Ucrania. De momento Kíev evidencia que no piensa hacer eso.

La Rada Suprema (Consejo Supremo o Parlamento) de Ucrania ya ha ratificado el presupuesto, en el que se especifica el precio del gas ruso en 416 dólares. El presidente del Gobierno, Nikolái Azárov, dijo que el país podrá soportar este precio. Pero semejante firmeza de principios puede salir caro – estima Alexander Pasechnik:

- El precio del gas introducido en el presupuesto es muy caro. Y se espera que en el primer trimestre, teniendo en cuenta que el acuerdo estipula una interrelación con la canasta petrolera, el precio del gas pueda ascender a 450 dólares por mil metros cúbicos. Esto ya será un fardo insoportable para el presupuesto ucraniano, que además puede desembocar una suspensión de pagos. De ahí que Ucrania deba acordar rápidamente con Rusia una vasta cooperación gasística.

No obstante, el gobierno ucraniano prefiere afirmar que las negociaciones sobre el gas siguen su curso y en ellas se puede alcanzar cierto progreso con otros métodos. La nueva ronda está fijada para mediados de enero. A la vez, los directivos de Gazprom no excluyen la suscripción de un acuerdo adicional a los contratos existentes.