martes, 1 de noviembre de 2011

Ucrania: “Somos europeos”

En setiembre de 2008, parecía que Ucrania se dirigía a suscribir un Acuerdo de Asociación [en] con la Unión Europea (UE) el año siguiente, 2009. Tres años más tarde, en 2011, el Acuerdo todavía no ha sido concluido.

El último obstáculo para finalizar el proceso es la sentencia de la ex Primera Ministra Yulia Tymoshenko, del 11 de octubre de 2o11. Una resolución aprobada por el Parlamento Europeo el 27 de octubre describe[en] la condena de siete años de prisión impuesta a Tymoshenko “como una violación de los derechos humanos y un abuso del Poder Judicial por el propósito de la represión política de la principal política opositora de Ucrania”. La resolución también advierte de las potenciales consecuencias de las relaciones Unión Europea-Ucrania:

[…] que no se llegue a revisar la condena a Yulia Tymoshenko podrá en riesgo la conclusión del Acuerdo de Asociación y su ratificación, y a la vez empujaría al país más lejos de la conclusión de su perspectiva europea […].

Está por verse si las autoridades ucranianas lograrán contener satisfactoriamente la caída geopolítica de sus políticas internas. Mientras tanto, los ucranianos de a pie están empezando a tomar en sus manos algunos de los asuntos, expresando su compromiso con los valores democráticos, instando a sus conciudadanos a no quedarse callados, y buscando maneras óptimas de interactuar con políticos ucranianos y europeos a nivel de bases para ayudar a que el país sea un mejor sitio para vivir.

El 20 de octubre, un grupo de unas 200 personas, muchas de ellas periodistas, se reunieron frente al Parlamento Ucraniano en Kiev para transmitir este breve mensaje a las autoridades: “Somos europeos”.

El momento decisivo para muchos de ellos debe haber sido la decisión de la Unión Europea del 18 de octubre de posponer la visita del presidente Victor Yanukovych [en] a Bruselas para conversaciones relacionadas con el Acuerdo de Asociación (el líder ucraniano terminó haciendo una visita a Cuba [en]), así como el sombrío prospecto [en] de que Ucrania se uniera a Rusia, Bielorrusia y Kazajistán en la llamada Unión Eurasiática.

The logo of the "We are Europeans" Facebook group (features the EU flag and the Ukrainian coat of arms)

Logo del grupo de Facebook "Somos europeos" (incluye la bandera de la UE y el escudo de Ucrania)

Yevgeniy Ikhelzon [uk, ru], uno de los organizadores de la manifestación “Somos europeos”, escribió [ru] que solamente había tomado dos días y “ni una sola llamada telefónica” unir a la gente: las redes sociales en línea y los blogs habían sido usados para pasar la voz.

Como un seguimiento al acto del 20 de octubre, se inició un grupo de Facebook [uk, ru; 1,620 miembros] y una comunidad en Facebook [uk, ru; 596 marcas de ‘me gusta'], y después se registraron también un gran número de ramas regionales más pequeñas de Facebook (uk, ru: Lviv, Crimea, Zaporizhzhya, Volyn,Kherson, Kharkiv, Ternopil, Dnipropetrovsk).

En su blog de Ukrainska Pravda, Ikhelzon ofreció estas explicaciones [ru] de la iniciativa “Somos europeos”:

Oct. 19, 2011:

[…] Queremos vivir de acuerdo a las leyes europeas, no necesitamos una nueva Cortina de Hierro. […] Aunque ciertamente ahora Europa está enfrentando una crisis, es solamente una crisis económica, no una crisis de valores. […]

***

Oct. 20, 2011:

[…] - Los valores europeos se parecen a lo que la gente llama sentido común. […]

- El Acuerdo de Asociación con la Unión Europea incluye una serie de requisitos legislativos, que [si se implementan] realmente podrían cambiar la situación en Ucrania. […]

- No hay nada que evite que Ucrania encaje en los criterios. Serbia, que hace muy poco tuvo una guerra, pronto recibirá condición de candidato a la UE. Nosotros no hemos tenido una guerra, no hemos tenido limpieza étnica. Todo lo que se debe hacer es reemplazar el sistema de gobierno de estilo ocupación con uno humano y con humanos, girando el estado para que mire a los ciudadanos. […]

- Formar parte de la Unión Eurasiática [de Vladimir Putin] no traerá ningún cambio de liberalización de la economía, derechos humanos y libertades civiles. […] Es decir [al presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbaev], no le va a importar aceptar a Ucrania en esta organización porque Tymoshenko siga en la cárcel. Básicamente, a esta reunión de excomunistas y gente de la KGB no le importan esas “nimiedades” - para ellos, [ganar beneficios] es lo principal. […]

Esto es lo que algunos de los miembros del grupo “Somos europeos” de Facebook está diciendo sobre Ucrania y la Unión Europea:

Oleksandr Oleks. [uk]:

Las aspiraciones de Ucrania a la Unión Europea significan muy poco por sí solas. Si esto ocurriera mañana y tuviéramos la oportunidad de movernos y trabajar libremente en Europa, tal vez la mitad de la población ucraniana [se reinstalaría ahí] pasado mañana. En cuanto a la clase media, todo el cien por ciento probablemente se iría [fuera de Ucrania]. Se tiene que hacer énfasis en que lo más importante no es unirse a la UE, sino adoptar los valores europeos en Ucrania: primero que nada, la capacidad de defender los derechos de propiedad, el derecho de votar en elecciones justas, de controlar el trabajo de las autoridades, de la policía y de otros. Ahí es cuando el tema de unirse a la UE ya no sería tan urgente, y Europa estaría más interesada en nosotros de lo que estamos nosotros en ella.

***

Adriana Bubnovska [uk]:

[…] No quiero unirme a nada, ni a Estados Unidos ni a Rusia. Quiero vivir en un país normal con valores normales y derechos y libertades civiles normales. Resulta que la UE personifica esta opción basada en los valores. Para mí personalmente, no es absolutamente importante si entramos o no a la UE. Lo que me interesa es que la sociedad ucraniana llegue a entender que robar es malo, que es imposible falsificar las elecciones, que no tiene sentido meter en la cárcel a los opositores políticos - en lugar de discutir con ellos durante las elecciones, y que una democracia [no puede elegir ciertas reglas de juego convenientes, mientras se niega a observar las que no convienen].

Algunos de los miembros del grupo están debatiendo la necesidad de cooperar con políticos ucranianos para implementar sus objetivos de orientación europea. El periodista Vakhtang Kipianiescribió esto [uk] en su página de Facebook:

[…] una sola protesta no va a cambiar nada. Necesitamos formar un grupo de gente que delegue sus intereses proeuropeos basados en valores a otro grupo de personas. A esto se le llama política. Sin políticas proeuropeas no seremos parte del ambiente en que la ley viene antes que los deseos de un funcionario en particular. […]

Algunos políticos ucranianos también parecen interesados en cooperar con el grupo “Somos europeos”. Iryna Gerashchenko, parlamentaria del bloque de Autodefensa del Pueblo Nuestra Ucrania, sugirió [uk] que los miembros más activos del grupo participaran en el siguiente encuentro del comité parlamentario sobre integración europea del que es miembro, para “expresar su posición y preocupación por el proceso inverso en esta esfera”.

Hasta ahora, no hay consenso en el grupo acerca de si vale o no la pena admitir políticos en este movimiento de bases. En un comentario a la nota de Gerashchenko, Ostap Kryvdyk le agradeció la iniciativa, que considera útil - “una ventana al proceso legislativo, y un vínculo con los legisladores occidentales”. De otro lado, Oleg Zavada es uno de los que siente que no tiene que compartir ningún vínculo común con los parlamentarios ucranianos:

[…]Temo que me contagien [el virus del] conformismo, narcisismo, [eurofracaso], y perder lo que sea que queda de los prospectos europeos, porque algunos de ellos tienen tanto que hacer con los parámetros europeos como nosotros tenemos con la ley Sharia.

'We are Europeans!' rally in Kyiv, Ukraine. Photo by Sergei Svetlitsky, copyright © Demotix (26/10/2011).

Manifestación "¡Somos europeos!' en Kiev, Ucrania. Foto de Sergei Svetlitsky, derechos reservados © Demotix (26/10/2011).

La segunda manifestación de “Somos europeos” tuvo lugar el 26 de octubre en Kiev. Aunque,según informes [ru], estuvo menos concurrida que la primera, los activistas se las arreglaron para llamar la atención de algunos diplomáticos europeos a su causa, entregando la Carta Abierta del grupo sobre el Estado de las Relaciones entre Ucrania y la Unión Europea [en] a Miroslav Lajčák [en], el Director Ejecutivo del Servicio de Acción Externa de la Unión Europea para Rusia, Región Oriental y Balcanes Occidentales, que en ese momento estaba en Kiev.

Yevgeniy Ikhelzon publicó un enlace [uk, ru] delartículo [uk] de Ukrainska Pravda, que citó a Lajčák diciendo que “el deseo de una mayoría de ucranianos de ir hacia la Unión Europea es muy importante, y toda demostración de esto es muy importante y significativa”.

Ikhelzon concluyó [ru]: