sábado, 6 de agosto de 2011

Oposición, activistas y políticos occidentales critican el arresto de Timoshenko

Kíev, 6 ago (EFE).- Oposición ucraniana, políticos occidentales y activistas de derechos humanos criticaron hoy el arresto de Yulia Timoshenko, ex primera ministra de Ucrania, mientras que más de cien personas acamparon frente al juzgado de Pechora (Kíev) para exigir su liberación.

La ex primera ministra, juzgada por abuso de poder y malversación, ingresó ayer en prisión tras ser arrestada en la sala del juzgado por desacato al tribunal.

El senador norteamericano John McCain, candidato a la presidencia de Estados Unidos en las pasadas elecciones, declaró que el arresto de la ex jefa de gobierno de Ucrania es una violación de los derechos fundamentales.

"Estoy profundamente preocupado por el arresto de la ex primera ministra de Ucrania Yulia Timoshenko. Esta acción es una clara violación de los derechos fundamentales, que deben defenderse para cada ciudadano en un país democrático", afirmó McCain en un escrito publicado hoy en la página web de la arrestada.

El senador republicano consideró que el ingreso en prisión de Timoshenko va más allá del destino de la propia Timoshenko.

"En juego están el futuro de la libertad y la democracia en Ucrania. Por desgracia, los actos de hoy de los poderes ucranianos ponen en duda su fidelidad a las bases de la democracia y, como tales, dificultarán considerablemente el camino de Ucrania hacia su integración" en la comunidad occidental, dijo McCain.

La opinión de McCain es compartida por el líder del Partido Europeo de Ucrania, Nicolái Katerinchuk, quién dijo que la detención de Timoshenko interrumpe el acercamiento de la antigua república soviética a la Unión Europea.

"Ucrania ha perdido a partir de hoy sus posibilidad de avanzar hacia la Unión Europea y ha debilitado sus posiciones en el ámbito internacional", aseveró Katerinchuk.

La organización de defensa de los derechos humanos Freedom House llamó a las autoridades ucranianas a liberar a Timoshenko.

"El actual desarrollo del proceso refuerza la idea de que la administración actual persigue de forma selectiva a Timoshenko para obligarla a permanecer callada", señaló una nota de la ONG.

Evgueni Zajárov, vicepresidente de otra ONG, el Grupo de Járkov, consideró que la decisión del juez es un paso hacia la desintegración de Ucrania.

"La mitad del país ha estado presa y la otra mitad ha vigilado a la primera, lo que ha terminado en la desintegración del país", dijo Zajárov.

Veinte tiendas de campaña de color caqui fueron desplegadas en la plaza frente al juzgado por los simpatizantes de Timoshenko, y rodeadas poco después por escudos metálicos de los agentes antidisturbios de la policía, que vigilan el improvisado campamento.

Frente a las tiendas de campaña, la formación política Batkívshina, liderara por la ex jefa de gobierno de Ucrania, colocó diez casetas informativas con los símbolos del partido.

El acto de protesta continuará hasta que las autoridades judiciales liberen a Timoshenko, según sus organizadores.

El vicepresidente de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, Nikolái Tomenko, miembro de Batkívshina, anunció hoy que la oposición convocará una sesión extraordinaria de la cámara para exigir la liberación de Timoshenko.

"Hoy día, el Parlamento es el único sitio donde la oposición puede expresar puntos de vista alternativos sobre lo que está sucediendo en Ucrania y sobre las acciones antidemocráticas sin precedentes del poder", declaró Tomenko.

El diputado señaló que el arresto de la ex primera ministra exige una valoración por parte del Parlamento de "una situación de ilegalidad en Ucrania, perpetrada, obviamente, con el beneplácito del presidente" Víctor Yanukóvich.

El arresto de Timoshenko ha sido duramente criticado por todas las fuerzas políticas de Ucrania, a excepción de la formación gubernamental, "Partido de las Regiones", y del Partido Comunista de Ucrania, que han apoyado la polémica decisión del juez Rodión Kiréev.

La Fiscalía ya había solicitado la detención preventiva de Timoshenko por entorpecer el proceso judicial, petición que el juez Rodión Kiréyev rechazó el pasado 27 de julio.

Las alegaciones para reemplazar la medida cautelar de prohibición de abandonar el país por la de arresto estuvieron basadas en los "reiterados desacatos de