martes, 19 de julio de 2011

Miles de peces muertos descienden hacia una presa por un río de Rusia central

Miles de peces muertos descendía hoy por el cauce del río Guerásim hacia la presa de Starooskolsk, en la región rusa de Bélgorod, en la frontera con Ucrania, según informó hoy el departamento de Interior regional.

Durante más de 24 horas, la policía y los servicios de emergencia de Stariy Oskol trataron de evitar que los peces muertos, que ocupaban todo el ancho del río, alcanzasen la presa de la localidad, según la agencia rusa Interfax.

El mal olor proveniente del río fue detectado por los vecinos el pasado sábado, cuando aparecieron los primeros ejemplares de peces muertos.

En los trabajos para limpiar las aguas fluviales y para minimizar el impacto medioambiental derivado de la descomposición de los peces participan agentes policiales, servicios de emergencias y vecinos de la zona.

Hasta hoy se habían logró sacar del río más de 10.000 ejemplares de peces muertos, que fueron enterrados en un lugar seguro después de ser tratados con agentes químicos.

Las autoridades analizaron algunos ejemplares de peces y tomaron pruebas del agua para esclarecer las causas de la muerte masiva de la fauna del Gerasim.

"Seguramente, estamos ante un vertido industrial en el curso alto del río, en territorio de la región de Kursk", señala la nota de Interior.