domingo, 10 de julio de 2011

La comunidad greco católica recibe la visita del Obispo Lachovicz

Se calcula que unos 10.000 ucranianos participan activamente en la decena de comunidades greco-católicas que conviven en la Diócesis de Orihuela-Alicante, en plena comunión eclesial con el resto de confesiones cristianas. Precisamente esta semana estas comunidades han recibido a uno de sus más destacados miembros, Monseñor Dionisio Lachovicz, nombrado por el Papa Benedicto XVI, en enero de 2009, obispo visitador apostólico para los fieles ucranianos de rito bizantino residentes en Italia y España. El obispo, Lachovicz ,ha visitado al obispo de Orihuela-Alicante, Rafael Palmero, en la sede del Obispado en Alicante, coincidiendo con la celebración de los diez años de la creación de la comunidad ucraniana de Torrevieja, que es una de las más activas y numerosas no solamente de la diócesis, sino de todas las implantadas en España.
En la actualidad este colectivo cuenta con más de 3.000 fieles, según explica Oleksandr, el sacerdote ucraniano incardinado en la Diócesis de Orihuela-Alicante. El obispo Dionisio Lachovicz permanece en la Diócesis hasta hoy domingo, cuando está previsto que culmine su visita celebrando una misa, a las 12:00 horas, en la parroquia de San Pedro y San Pablo de Torrevieja. Una parroquia de reciente creación en la ciudad, en la zona de las urbanizaciones Torretas. El prelado participará en una comida con los fieles y después asistirá a un concierto de niños ucranianos residentes en Torrevieja y su zona de influencia. Hace ahora un poco más de un año el obispo Lachovicz también asistió a la consagración de esta parroquia torrevejense, en la que conviven ejemplarmente tanto la comunidad católica, con la ucraniana, en la que se integra también un numeroso grupo de fieles polacos residentes en la ciudad. La apertura de esta nueva parroquia, supuso un gran paso sobre todo para estas comunidades que hasta ese momento compartían sus liturgias y ritos en la Iglesia Arciprestal de la Inmaculada Concepción. fue creada en el ala derecha del nuevo templo, una capilla destinada expresamente a la comunidad greco católica, aunque cuando sus celebraciones su más numerosas, utilizan completamente el templo.
En estos momentos las principales comunidades de cristianos ucranianos greco católicos que conviven en la Diócesis de Orihuela-Alicante se distribuyen por las ciudades de Alicante, Torrevieja, Orihuela, Elche, Elda, Novelda y Benidorm.
La Iglesia ucraniana de rito bizantino es una de las iglesias orientales que están en comunión con Roma. Además de Ucrania, sus miembros se hallan esparcidos por todo el mundo, en países como Polonia, Inglaterra, Alemania, Francia, Canadá, Estados Unidos, Brasil, Argentina y Australia.
Se llama católicos bizantinos a los ucranianos que en 1595 volvieron a la comunión plena con Roma manteniendo su liturgia bizantina y su estructura canónica y jerárquica propia