sábado, 14 de enero de 2012

Ucrania rechaza vender su red de gasoductos a Rusia

El Gobierno de Ucrania ha descartado que vaya a vender a Rusia parte de su red de gasoductos a cambio de un abaratamiento en el suministro de gas que recibe del país vecino, descartando de esta forma una posibilidad que había sido sugerida desde Moscú.

El ministro ucraniano de Energía, Yuri Boiko, ha asegurado ante los periodistas que la venta "nunca ha estado en la agenda". "La rechazamos inmediatamente", ha dicho el ministro, quien ha supeditado cualquier nuevo acuerdo a que satisfaga a las dos partes. De no ser así, ha advertido, "se mantendrá el actual contrato".

Ucrania, que depende en gran medida del gas procedente de Rusia, lleva alrededor de un año tratando de renegociar el acuerdo que alcanzó sobre este suministro en el año 2009. Ucrania pagará durante el primer trimestre de 2012 416 dólares por cada mil metros cúbicos de gas, pero trata de cerrar un nuevo precio inferior a 250 dólares.

En este sentido, Kiev considera que paga un precio excesivo por el gas, aunque hasta ahora las conversaciones entre las dos partes no han permitido cerrar un nuevo documento. Las últimas palabras de Baiko parecen fijar la postura de su Gobierno de cara al nuevo diálogo que se celebrará el próximo 17 de enero.

Las discrepancias entre Moscú y Kiev ya se saldaron en 2006 y 2009 con un corte en el envío de gas que afectó a Europa. Sin embargo, el primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, ha prometido que no se enzarzarán en una "guerra del gas" con los "hermanos" rusos.

Moscú está dispuesto a ofrecer un descuento pero lo condiciona a que la firma estatal Gazprom consiga una participación dentro de la red ucraniana, lo que en última instancia garantizaría el paso del suministro hacia Europa al margen de cualquier disputa. No en vano, a través de Ucrania llegan a Europa alrededor de 100.000 millones de metros cúbicos de gas, según datos de 2011.

De cara a reducir su dependencia del suministro ruso, las autoridades ucranianas planean construir en dos años una planta dedicada a gas natural licuado en la costa del mar Negro para importar 5.000 millones de metros cúbicos de Azerbaiyán.

Boiko adelantó esta semana que Ucrania recortará este año sus importaciones de gas desde Rusia a 27.000 millones de metros cúbicos, frente a los 40.000 millones que adquirió el año pasado. Gazprom, sin embargo, ha advertido de que ya tiene acordado para 2012 la entrega de 52.000 millones de metros cúbicos de gas a Ucrania