martes, 22 de noviembre de 2011

Yanukóvich viajará a Roma para entregar árbol navidad para plaza de San Pedro

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, viajará próximamente al Vaticano para entregar al Papa Benedicto XVI el árbol de Navidad que será erigido en diciembre en la plaza de San Pedro de Roma.

"Yanukóvich viajará personalmente para presentar a los católicos el regalo de Ucrania", informó hoy el Ministerio de Infraestructuras de Ucrania, según las agencias locales.

Se trata de un abeto de 30 metros de alto y cuatro toneladas de peso, que fue hallado hace unos días cerca de la localidad de Kobilétskaya Poliana, en una zona montañosa de la región de Transcarpatia.

El gran tamaño del abeto, que fue talado el pasado sábado, dificulta su transporte, que tuvo que ser izado por un helicóptero ayudado por unos cables especiales para evitar que se dañaran sus ramas.

"Ahora el abeto está a la espera de ser transportado al Vaticano por un camión especial procedente de Eslovenia que llegará hoy a Ucrania", señaló la fuente.

En principio, el abeto debería iniciar mañana su travesía hacia el Vaticano, adonde llegará dentro de casi una semana, tras lo que el 5 de diciembre comenzará su instalación en la principal plaza del Vaticano.

El abeto, que será encendido junto al Portal de Belén en el recinto vaticano a mediados del próximo mes, tiene 720 ramas, algunas de las cuales pesan más de doce kilos.

Cada año un país regala al Vaticano un árbol navideño -en 2010 fue Italia-, tradición que data de 1982, cuando el pontífice era Juan Pablo II.

Precisamente, el antecesor del actual papa Benedicto XVI contribuyó en gran medida al resurgimiento en Ucrania de la Iglesia católica de rito oriental, o Uniata, tras la caída de la Unión Soviética.

La iglesia Uniata, que está supeditada a Roma desde su fundación en un Sínodo celebrado en Brest en 1595, cuenta con más de seis millones de fieles.